“Vivimos una campaña acelerada”

La actual campaña citrícola transcurre bajo parámetros totalmente opuestos a la anterior. La causa hay que buscarla en unos volúmenes muy inferiores (-20%).

Para la cooperativa valenciana de Carlet la situación no ha sido distinta a la tendencia general. De hecho, como nos recuerda su gerente, José Climent, “debido a la falta tan temprana de clementinas, van a entrar en juego variedades que llegan después de Reyes, como la Tango, e incluso la Nadorcott que estará en el mercado antes que nunca.”

El inicio de campaña que transcurría en un ambiente comercial de tranquilidad, de manera súbita se aceleró conforme se recolectaban las diferentes variedades: Satsumas, Marisoles o Clemenules. “Ha sido sorprendente la velocidad que han cogido los mercados, hasta el punto de que a finales de noviembre todas las variedades de clementinas estaban agotadas. Es una campaña con un buen comportamiento en demanda y precios”

El trayecto de la naranja también ha sido muy rápido y el campo vive ciertos momentos especulativos. Sin embargo, esta categoría puede tener dificultades en el terreno comercial al entrar en juego la competencia egipcia con precios inferiores. Todo y que esta situación especulativa no acaba de reflejarse en los precios reales de la gran distribución.

Respecto a los temas fundamentales que atañen y preocupaban sobre manera al sector el año pasado, Climent cree que “pronto nos olvidamos de los problemas si la campaña mantiene cierta bonanza. Aunque los asuntos siguen sin resolverse, sobre todo cuando se habla de unión para defender unos intereses comunes en el lugar adecuado, que no es otro que Bruselas. Creo, personalmente, que otros han empezado a hacer los deberes que nosotros debíamos haber hecho antes y éstos marcarán la pauta. Si estuviéramos dentro, al menos, nos enteraríamos”, en clara alusión a la World Citrus Organization (WCO).

Y remarca que “las estrategias políticas de cualquier país que se precie pasan por ser autosuficientes en materia alimentaria, y Europa parece que va mostrando otra disposición. A este paso vamos a depender de países terceros para alimentarnos.”

Un nuevo proyecto valenciano de integración

Aunque en el momento de escribir estas líneas no había sido anunciado de forma oficial, con el objeto de reforzar su posición, mejorar su competitividad y su orientación al mercado, la cooperativa de la Ribera está a punto de hacer realidad un proyecto de integración con otra entidad que le permitirá crecer y aprovechar sinergias.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola