BASF desvela cómo invertir la tendencia a la baja del melón piel de sapo

‘Rejuvenecer’ a sus consumidores, que hoy tienen más de 50 años, y ampliar el mapa del consumo son hoy dos oportunidades claras de negocio, explicó la multinacional en una jornada en Murcia en la que reunió a productores y comercializadores para analizar el mercado actual de esta categoría.
basf jornada melón piel sapo murcia

El negocio de semilla de hortícola de BASF, que opera en el mercado bajo la marca Nunhems, reunió el pasado jueves, 24 de noviembre, a prácticamente todo el sector productor y comercializador de melón piel de sapo español para analizar la situación actual de esta fruta y exponer algunas de sus oportunidades para seguir creciendo. Para ello, el encuentro, que tuvo lugar en Murcia, contó con Javier Iglesias y Rodolfo Vidal, analistas de Kantar, que hicieron una pormenorizada radiografía del mercado y el perfil del consumidor.

“Más del 70% de los consumidores de melón piel de sapo tienen más de 50 años”, expusieron, abriendo así la puerta a ‘rejuvenecer’ una categoría que, cada verano, sufre más la competencia de otras frutas fuera de temporada, como pueden ser la mandarina o el aguacate. Asimismo, y en lo que respecta al mapa del consumo, este se concentra en Andalucía y el Levante peninsular, mientras que, presenta aún excelentes oportunidades de crecimiento en el resto de las regiones.

Por otro lado, y a pesar de los esfuerzos del sector por recuperar esta fruta tan tradicional en nuestro país, lo cierto es que los formatos de conveniencia (IV gama) continúan sin calar entre los consumidores que, sin embargo, sí buscan tamaños más acordes a las nuevas unidades familiares.  La promoción de un tamaño más adaptado al consumidor actual, sin sacrificar la calidad, representa una oportunidad clave en el futuro de este producto.

Resistencias, sabor y postcosecha

Sin perder de vista la evolución del mercado del piel de sapo, desde BASF continúan centrando su mejora genética en el sabor. “Es innegociable”, afirmó Juan Pedro Pérez, Regional Crop Lead de melón y sandía EMEA de BASF, quien no dudó en apuntar a la pérdida de calidad gustativa como una de las causantes de “la tendencia a la baja” de esta categoría.

La búsqueda de mayores resistencias como garantes de la rentabilidad para el agricultor es, por otro lado, el segundo pilar que sustenta el desarrollo de nuevas variedades de la multinacional. Tras hallar la resistencia al virus Nueva Delhi (ToLCNDV) y poner en el mercado sus primeras variedades comerciales, hoy centran el foco en las resistencias a oídio y pulgón.

Por último, desde BASF son conscientes de que, en un mercado global, el producto de contraestación sigue siendo clave y, para ello, continúan mejorando la postcosecha, “sin renunciar a la calidad ni al sabor”, comentó Pérez e insistió: “Debemos encontrar el equilibrio perfecto entre sabor y vida útil”.

Un portfolio en línea con el mercado

Su actual portfolio de melón piel de sapo es el resultado de oír al mercado y buscar soluciones que den respuesta a esas demandas. Y entre sus últimas incorporaciones, desde BASF destacaron variedades como Rockero F1, “que ha demostrado ser un todorreno, puesto que está funcionando muy bien en España, Senegal, e incluso, Brasil”. Pero no solo Rockero F1, sino que cuentan con un catálogo de variedades para todas las zonas de producción.

Tampoco olvidaron a Kumara F1, que junto con Kudoru F1, completa su línea de melón mini piel de sapo Kukino. En el caso de Kumara F1, gracias a su versatilidad, “el agricultor puede lograr frutos de mayor o menor tamaño en función de la densidad de plantación”, explicó Pérez, quien puso en valor esta dualidad: “Con Kumara F1, el comercializador puede ‘atacar’ dos mercados, el de melón convencional y el de melón pequeño”. Y todo ello, “ofreciendo una calidad top”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola