“La depuración en Andalucía es una realidad”

La consejera Carmen Crespo destaca el impulso de 361 proyectos de depuración y la inversión de 900M€ para obra hidráulica en tres años
carmen crespo comision parlamento andaluz

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha destacado el trabajo que ha realizado el Gobierno andaluz para redactar “cientos de proyectos”. Crespo ha concretado que, “desde 2019 a 2021 hemos impulsado la redacción de 361 proyectos de agrupación de vertidos y depuradoras” que, en total, suponen “900 millones de euros de obra hidráulica licitada en tres años”. De esta forma, como ha apuntado la responsable de Agua, después de solo 4 años “tenemos comenzadas todas las depuradoras” declaradas de interés de la Comunidad Autónoma en 2010 (300 infraestructuras). “La depuración en Andalucía es una realidad, ya podemos contar con ella en numerosos lugares de nuestra tierra y nuestra ambición es terminar la depuración de todos los rincones más pequeños y más rurales”, ha apostillado.

Al respecto, Carmen Crespo ha resaltado que su departamento concentró el 37,8% del montante total adjudicado por la Junta de Andalucía en 2021 y que “casi ocho de cada diez euros adjudicados por la Consejería eran obras hidráulicas”. Al respecto, ha afirmado que la Consejería competente en Agua en 2021 en “la más inversora de la Junta en obra pública” y que esta apuesta ha hecho posible “reducir sanciones millonarias por incumplimientos en depuración”. “Nos encontramos con 12 millones de euros en multas y en este momento tenemos únicamente 600.000 euros de esa sanción de la Unión Europea que queremos eliminar por completo”, ha comentado.

La consejera ha comparecido en comisión parlamentaria para informar sobre infraestructura hidráulicas de depuración y ha puesto en valor que el Gobierno andaluz “ha inaugurado 35 obras de depuración en poco más de tres años” gracias a “una inversión constante” que supera los 400 millones de euros “en ejecución”. Además, ha comentado que estas actuaciones han merecido el “reconocimiento social de todos municipios que estaban esperando como agua de mayo esta aportación ecológica importantísima”.

Asimismo, la responsable de Agua ha subrayado el buen ritmo de ejecución de las obras de depuradoras explicando que este tipo de proyectos implican numerosas actuaciones para su puesta en marcha. Ha detallado que las obras de depuración comienzan con medidas como la elección de la ubicación o acuerdos con los ayuntamientos para pasar más tarde a la propia redacción, licitación, adjudicación y ejecución, y, posteriormente, cumplir con el preceptivo período de prueba previo a su puesta en servicio. De esta forma, como ha apuntado la consejera, las grandes depuradoras “pueden llegar hasta los 6 años”.

Carmen Crespo ha apuntado también que el Gobierno andaluz trabaja para ir “más allá de las políticas de depuración” con el fin de que la región cuente con las “necesarias” aguas regeneradas para “paliar la situación de sequía”, avanzar en el buen uso del agua y en economía circular y “ofrecer recursos hídricos a los s2ectores productivos”, entre los que ha destacado el agrícola. Al hilo de esta cuestión, ha recordado que el objetivo de la Junta es movilizar 120 hm³ en Andalucía y ha añadido que “tener las depuradoras bastante avanzadas en la mayoría de los casos, lo hace viable”.

Competencia del Estado

Por otro lado, Crespo ha explicado que el Plan de Soluciones y Obras frente a la Sequía (Plan S.O.S) contempla “auxiliar al Estado mejorando el ritmo de las depuradoras más grandes” al aportar el 50% de la inversión “porque si no, no se hacen”. A modo de ejemplo se ha referido a las infraestructuras cercanas a Doñana ubicadas en Matalascañas (Huelva) y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz); y a otras “muy importantes en cuanto a la obtención de las aguas regeneradas” como las depuradoras de municipios del poniente que están muy ligados a la agricultura y permitirán tener “mayor volumen de aguas regeneradas” para el riego de cultivos.

Asimismo, la consejera ha destacado que este plan incluye también la oferta de la Junta a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir de ocuparse, “de forma generosa”, de los tratamientos terciarios de las depuradoras ubicadas en su cuenca si se otorgan las concesiones definitivas de los 20 hm³ de aguas regeneradas que actualmente “tienen en precarios los regantes de Sevilla, Córdoba y Jaén”.

En este mismo sentido, Carmen Crespo ha subrayado que el Gobierno andaluz “también arrima el hombro” en la depuración de los municipios de 2.000 a 5.000 habitantes, donde hay “27 proyectos en marcha” en los que el fondo Next Generation financia el 61% de la inversión y la Administración autonómica aporta el 39% restante. “La Junta de Andalucía amplía su compromiso a casi el doble, pasando del 20% al 39% en el Next Generation sin que esté así establecido en este fondo” porque lo considera “necesario y viable” para permitir que puedan ponerse en marcha actuaciones en más depuradoras “del mundo rural”.

Peticiones al Gobierno central

En cuanto a sus demandas al Gobierno central, la consejera ha recordado su reclamación de más fondos para mejora de abastecimiento y reducción de pérdidas en redes de pequeños y medianos municipios con el fin de pasar “de 12,6 millones de euros a 70 millones de euros” que suman las solicitudes presentadas en Andalucía. “Estamos esperando ese compromiso para seguir trabajando en el valor de las aguas regeneradas y para evitar las fugas de agua en nuestra Comunidad Autónoma”, ha aseverado.

Por otro lado, Crespo ha reiterado su reivindicación sobre desalación poniendo sobre la mesa la necesidad de que los presupuestos del Estado contemplen recursos para infraestructuras de las provincias de Málaga y Almería. “Hay que duplicar Carboneras, nos faltan Dalías, el Almanzora, la Axarquía y Marbella”, ha detallado en relación a desaladoras de competencia nacional pendientes en Andalucía.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola