Sakata se hace fuerte en Almería

Sakata, la multinacional japonesa especialista en brócoli y melón, diversifica su actividad con éxito hacia los cultivos protegidos, siguiendo una tendencia iniciada hace cinco años
Francisco Morales

Almería, como referente mundial en cultivos bajo invernadero, resulta muy atractiva para diversificar cartera hacia hortícolas como pimiento, calabacín, tomate o pepino.

Con este objetivo, la compañía creó un centro tecnológico de investigación en Vícar en 2017. Francisco Morales, responsable de cultivos protegidos de Sakata Iberia, señala que “es necesario hacer la selección de las variedades con las condiciones locales para asegurar su perfecto comportamiento. Teniendo en cuenta que cada vez nos enfrentamos a nuevos retos como: el incremento de temperaturas, la salinidad o falta de agua…”.

El principal cultivo de Almería es el pimiento, hortaliza en la que Sakata ha puesto el foco. Una de las variedades recientemente implantadas es el california rojo Sibac, una variedad para trasplantes tempranos del 1 de junio al 10 de julio. Asimismo, han introducido la variedad Juma, otro california rojo para ciclo medio en cultivos protegidos. También cuentan con Vima, un pimiento italiano para trasplantes de agosto, que está dando muy buenos resultados de calidad.

Sin embargo, este no es el único cultivo al que han dado importancia, pues aseguran no querer tener dependencia de un solo cultivo.

Por este motivo la compañía mantiene una importante actividad en otros segmentos como el del tomate rama: “se encuentra en una fase precomercial y con ella esperamos aportar una solución para los agricultores con un calibre homogéneo y una formación muy bonita del ramo con gran precocidad. Un tomate de mucha calidad, firme y de buen color”, explica Morales.

Para Sakata Ibérica es importante responder a los requerimientos del mercado en cuanto a producción comercial, pero sobre todo en la calidad del producto: “No sirve de nada que una variedad produzca un 30% más, pero luego la comercializadora tenga que tirar un 50%. Nuestro objetivo primordial es buscar la producción con calidad”, concluye el especialista.

Valorizar el trabajo del sector

Para Morales, una de las asignaturas pendientes del sector es ponerse a sí mismo en valor. “Estamos añadiendo valor a la salud de la gente, estamos aportando algo beneficioso. Otros sectores saben vender mejor que nosotros su producto, es una asignatura pendiente, invertir en marketing y comunicación y vender todo lo bueno que hacemos. Empezando por nosotros que somos la semilla de toda la cadena”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola