“Al campo murciano le queda poco”

El SMI y la falta de agua ponen en peligro la viabilidad del sector, denuncian desde Hoyamar.

Medidas eficaces, sensatas y realistas. Es lo que demanda una zona productora tan importante como Murcia. A problemas endémicos como la escasez hídrica se han sumado otros como los efectos del cambio climático (claramente visibles en los cultivos), la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y los aún inciertos efectos del Brexit que se concretarán a finales de enero. Un escenario nada halagüeño que hace presagiar que “al campo murciano le queda poco. Que se prepare”. Así de contundente se muestra Domingo Llamas, gerente de Hoyamar, quien reclama que “hay que dejar de jugar en política y poner en marcha acciones que nos permitan ser más competitivos”.

Túnez, Marruecos, Egipto… son solo algunos ejemplos de países productores con los que es imposible compararse si hablamos de costes de mano de obra. “Y el transporte marítimo está impulsando aún más esa competencia”, advierte Llamas.

Sobre el Brexit y sus consecuencias, habrá que esperar a ver cómo acaba todo, aunque lo que sí está claro es que con los actuales horarios de Aduanas las empresas lo tienen complicado a la hora de exportar perecederos. “Urge una regulación de horarios. No podremos trabajar como hasta ahora si los funcionarios solo están hasta las 14:00h y cierran también sábados y domingos. Le quitan un día de vida al producto”.

Consciente de la desaceleración económica en acto, el gerente de Hoyamar explica que la empresa pretende afrontar “este proceso de cambio, esta burbuja, centrándonos en mantenernos. Hay que pararse y pensar”.

Un 2019/2020 estable

En la nueva campaña (producen 12 meses, su año fiscal inicia en octubre), prevén alcanzar cifras similares a las del ejercicio pasado: entre 10-12 millones de kg de brócoli, 20 mill. de piezas de lechuga iceberg, 15 de Little gem y 10 de romana, además de otras en cantidades menores de lollo, hoja de roble, escarola y el segmento bío, con unos 50.000 kg semanales de brócoli y coliflor.

En paralelo a la línea de fresco, sigue en marcha también su proyecto de procesado, iniciado hace ya 4 años, con productos de hoja que trabajan en la nueva nave, y floretes de brócoli y coliflor.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola