“El bío tiene que dar para vivir”

coprohnijar

Coprohníjar continúa su apuesta por este segmento, pero con cautela.

Si se cumple la hoja de ruta trazada por la Estrategia de la Granja a la Mesa, en 2030 el 25% de la producción agraria y ganadera de la UE será ecológica. Una meta alcanzable, perosiempre que sea rentable para el agricultor, porque tiene que dar para vivir”, matiza Juan Segura, presidente de Coprohníjar, que recuerda que el diferencial de costes del bío respecto al convencional se incrementa un 20%. “Por eso se tiene que valer más caro”.

Respecto al objetivo de la UE de reducir los fitosanitarios al 50% en el horizonte 2035, Segura opina que “se habla como su estuviéramos en los años ’90 pero los químicos de ahora no tienen nada que ver, se degradan antes y son bastante light. Cada vez cuesta más cultivar porque son materias activas más flojas, pero sin ellas no se podría seguir al mismo ritmo”.

La empresa almeriense lleva tiempo apostando por la agricultura ecológica. Hace un par de años inauguraron unas instalaciones específicas para el manipulado de esta línea, el año pasado la facturación de sus productos bío superó los 22 millones de euros y en este 2021 esperan crecer entre un 5 y un 10%, alcanzando entre 160 y 170 hectáreas de superficie ecológica, con un volumen potencial de 18 millones de kg. Sin embargo, Segura se muestra cauteloso a la hora de hablar del futuro del ecológico. Como ellos, cada vez son más las empresas que optan por la estrategia mixta (convencional y bío), y “todo lo que no esté controlado origina caos. Puede pasar que se desequilibren los precios”.

La cooperativa va “paso a paso”. Tratan de dar respuesta a la demanda creciente por parte de los clientes, adaptándose a sus necesidades y mejorando la oferta y los procesos, pero manteniendo un equilibrio para evitar incurrir en excesos. Y es que, como se ha visto en años anteriores, las cotizaciones del ecológico van muy ligadas no solo a la oferta de estos productos, sino también a la del convencional. El caso más recurrente es el del tomate cherry. En parte por esto, han optado por ceder parte de la producción de tomate bío a otros hortícolas como el pepino y el pimiento.

Actualmente Coprojníjar oferta tomate bío los 12 meses (su principal referencia, con un 60% del volumen eco) y sandía, calabacín, pimiento, pepino y berenjena de septiembre a junio.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola