El secreto de Zespri™

zespri

La firma neozelandesa nos cuenta su secreto para mantener la calidad durante todo el año

El kiwi es una planta y fruto muy exigente en cuanto a las condiciones climáticas donde se desarrolla, en especial si mencionamos su temperatura, humedad relativa y viento, factores importantes en el transcurso correcto de la plantación y crecimiento del fruto. Pese a que la planta ha presentado una capacidad importante de adaptación, el kiwi se identifica por ser un fruto que, a pesar de estar presente en ambos hemisferios, requiere de un cuidado y un entorno especial para que éste sea de la máxima calidad.

Una de las principales razones por las que se elige un lugar u otro a la hora de comenzar con el cultivo del kiwi son las heladas prolongadas de las regiones. El kiwi es una de las variedades vegetales que menos soportan unos largos y crudos inviernos, donde las heladas suelen ser prolongadas y pueden dañar en exceso el cultivo.

Aun así, aunque el lugar elegido esté protegido de altas heladas, es esencial contar con una humedad relativa que oscile entre el 60-70%, ya que el kiwi es una planta que pierde mucha agua por evapotranspiración, la que va en aumento si la humedad es baja. ¿Qué quiere decir esto? Con una humedad alta, el kiwi tiende a tener un mayor crecimiento vegetativo y, con ello, una mayor producción de su fruto, mientras que, con una humedad media-baja, su crecimiento de detiene y no es tan productiva.

Estas y las muchas otras características concretas que se deben cumplir para que podamos comer unos kiwis deliciosos y nutritivos, no son fáciles de encontrar. Sin embargo, Zespri™, en su afán por poner a nuestro alcance kiwis de la más alta calidad durante todo el año, ha desarrollado un método para poder trabajar con plantaciones en ambos hemisferios y a su vez asegurar que las condiciones de estas sean idóneas: el Sistema Zespri™.

Este sistema de control de calidad de 12 pasos se implementa en todas las plantaciones de kiwis Zespri™ al rededor del planeta, permitiendo que los consumidores podamos disfrutar de sus deliciosos kiwis durante los 12 meses del año, tanto los kiwis Zespri™ Green, los kiwis verdes con un sabor más ácido y refrescante, como los kiwis Zespri™ Sungold™, los destacados dulces y jugosos kiwis amarillos.

Dos productos, dirigidos a paladares y momentos variados, que están al alcance del consumidor los 365 días del año, todo gracias al fuerte compromiso de calidad que Zespri™ mantiene en todas sus plantaciones en los dos hemisferios del planeta y que permite que podamos disfrutarlo en cualquier momento del día: desayuno, comida, merienda o cena.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola