Kiwi World, 365 días con kiwi de todo el mundo

Las alianzas de Kiwi World, firma del Grupo E. Sánchez, permiten a la compañía una oferta segura y confiable durante 12 meses al año.

Fruit Today Euromagazine entrevistó a Pedro Casanova, responsable máximo de la empresa.

¿Qué volumen de negocio alcanza Kiwi World?

En torno a unas 14.000 toneladas de kiwis al año. Desde la creación de Kiwi World, en 2005, es una cifra que siempre ha crecido.

¿Cuáles son los principales resortes de la compañía?

Creo que es muy importante destacar el papel que tienen nuestros proveedores, ya que somos un país deficitario en kiwi. Mantenemos unas relaciones muy estrechas con firmas con una gran trayectoria histórica y muy especializadas en este producto, como las italianas Spreafico, Rivoira y Jingold, o la francesa Blue Whale. También tenemos proveedores griegos y portugueses.

En España desarrollamos la venta de Kiwi La Isla, una producción pequeña, pero que goza de un gran reconocimiento por su altísima calidad.

Por otro lado, la pertenencia a un grupo empresarial como Frutas E. Sánchez, nos permite estar en primera línea de batalla en cuanto a las producciones del hemisferio sur, ya que en Chile contamos con producción propia, unas 150 hectáreas, y una empresa exportadora de la familia Sánchez.

¿Cree que España va a seguir siendo el primer consumidor del mundo en kiwi?

Sí, lo creo. Cada español consume unos 3,5 kilos de kiwi, frente a los 800 gramos de un americano.

Pienso que asistiremos a un cambio de variedades, y será el kiwi de pulpa amarilla el que dicte el crecimiento. Esta tendencia ya se está imponiendo a nivel mundial. Lo está viendo el gigante neozelandés del kiwi, y esto significa que entrarán en juego otras variedades amarillas con sus diferentes peculiaridades: Sorelli, Dori, Jintao, etc.

¿La estacionalidad del kiwi ya no existe?

Por supuesto que no, el kiwi no sólo se consume en invierno sino todo el año gracias a las producciones que llegan del hemisferio sur. Hace muchos años que el consumidor ya tiene interiorizada su compra. El único hándicap que apreciamos es que el comprador de Mercamadrid no lo quiere ready to eat con el objetivo de que aguante más en el lineal y en este sentido, hay una gran labor que hacer para convencer al frutero de que la rotación del producto sería mayor si el producto estuviera más maduro.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola