Los cítricos se conducen a toda velocidad

Anecoop

Con Miguel Abril, director comercial de Anecoop, repasamos muchos de los temas de actualidad: producciones, campaña, sostenibilidad, organismos representativos y otros temas candentes, como la WCO.

¿Cree que para que las cosas salgan medianamente bien, vamos a necesitar una oferta inferior tanto en kaki como en cítricos? Le pregunto esto a tenor de lo ocurrido la pasada campaña con los cítricos y en esta con el kaki. ¿O son dos escenarios diversos?

La situación ideal es la de un equilibrio entre oferta y demanda, pero el fundamento principal no es reducir la oferta sino una cuestión bien distinta: hay que incrementar la demanda.

Y en este sentido, el sector se encuentra en una posición privilegiada porque la población mundial sigue aumentando y existe una tendencia de consumo favorable a las frutas y hortalizas. Pese a ello, hay que seguir mejorando la calidad, planificando los calendarios, reconvirtiendo varietalmente y promocionando el producto.

Y en el nivel sectorial necesitamos abrir nuevos mercados y exigir menos protocolos o, al menos, que no sean tan rigurosos.

Esto es claro para ambas categorías, pero mucho más para el kaki, que todavía está muy lejos de alcanzar su techo de consumo.

Todo esto no impide que en algunos momentos haya que arbitrar medidas de regulación de la oferta, como a veces sucede (caso de la fruta de hueso).

¿Cómo se ve esta segunda parte de campaña en las cooperativas de Anecoop?

Las ventas son fluidas y los precios sensiblemente mejores a los del año pasado, sobre todo en mandarinas que, además, no tienen problemas de calidad.

En esta parte de campaña tendremos menos oferta que el año pasado en algunas variedades. Esto se debe a dos motivos: las inclemencias meteorológicas antes de Navidad y la celeridad de la campaña, que ha ido adelantando variedades en el mercado. La rapidez de la primera parte de campaña se acusará en la segunda en la que habrá falta de Lane lates y variedades tardías. Todo ello en un contexto donde ya se esperaba un 10% menos de producto. Esta oferta limitada permitirá mejores precios.

Las mandarinas ‘nuevas’ como Nadorcott y Tango crecen porque entran más plantaciones en producción.

¿Cuál es su valoración casi final de la temporada de kaki?

Ha sido la primera campaña en la que hemos tenido plena producción. Desde un principio fue complicada con bastante desorden de oferta y se tendió a la regularización en diciembre y enero. Sin embargo, esta mejora de precios paulatina no resulta suficiente para compensar de forma global. Los resultados no serán buenos, especialmente para aquellos a los que se les ha quedado la fruta en campo, que no es el caso de los productores de Anecoop.

¿Qué impresiones tienen de la potente campaña de marketing y publicidad que han llevado a cabo con Persimon?

Nos sentimos muy orgullosos de ella. Durante mucho tiempo hicimos fuertes inversiones en Alemania, Francia, Reino Unido y Canadá y este año lo hemos hecho extensivo a Arabia Saudí y Emiratos; lo más destacable ha sido el ruido que hemos hecho en el mercado español, donde todavía sigue habiendo mucha gente que no conoce la fruta, por lo que estoy seguro de que el resultado se notará mucho más en los próximos años.

¿Qué opinión le merecen las voces que se alzan cada vez más a favor del consumo de producto local? Somos un país eminentemente exportador…

La preferencia por lo local no es algo nuevo, aunque es cierto que cada día hay mayor número de consumidores que se muestran partidarios de esta tendencia que, por otro lado, tiene todo el sentido.

Creo que es imparable pero perfectamente legítima. Debemos aprender a convivir con ella y esto significa ser capaces de adaptar nuestra producción, calendario, etc. porque hay momentos en las que la producción española sigue siendo indispensable. Posiblemente algo tendremos que cambiar pero hay que coexistir.

Y en nuestra casa, debemos hacer valer lo propio tal y como lo hacen franceses o italianos.

Anecoop es uno de los bastiones más fuertes del sector y su posición es siempre importante respecto a los temas que afectan de manera generalizada. ¿Cree que el sector citrícola ha hecho los deberes para no volver a padecer como el año pasado? Ante la bonanza de esta campaña parece que nada o muy poco se mueve.

A nivel sectorial, le digo tajantemente que no. Y es una pena porque este sector necesita si o si un organismo fuerte que lo represente y que pueda ir a Bruselas como su representante. Además, necesitamos acciones que le den valor al producto. Intercitrus tiene que ponerse manos a la obra y, para ello, hacer los cambios que sea necesario.

Los exportadores sudafricanos mantienen que desean ver a los valencianos dentro de la gran organización mundial, WCO, a la que acaban de adherirse siete nuevos países. ¿Le parece lógico que no estemos representados a pesar de los problemas originados por Sudáfrica?

Estamos representados a través de Ailimpo, pero personalmente le comento que si te invitan debes ir y estar en todos los sitios donde se tomen decisiones que nos puedan concernir. Si la WCO va a trabajar en la defensa global de los cítricos e intentar aumentar el consumo de la categoría, creo que deberíamos de estar presentes. Ahora bien, nosotros somos una empresa que por encima de todo defiende los derechos de los productores españoles. Ello significa que las actividades de la WCO deben desarrollarse partiendo de la igualdad de condiciones para todos los países.

En resumen, no debemos quedarnos fuera de la WCO, pero debemos estar vigilantes para que cumpla sus objetivos y no sea una puerta falsa para que entren producciones de otros orígenes.

La masa social de Anecoop es el agricultor que cada día se ve más indefenso porque carece de herramientas para enfrentarse a las plagas, incluidas las foráneas. (Bruselas acaba de prohibir el clorpirifós y el metil clorpirifós) ¿Qué se puede hacer?

No nos oponemos a la reducción del uso de pesticidas, Anecoop está preocupada por la sostenibilidad ambiental, pero aparte hay otras sostenibilidades como la económica de los agricultores. Lo que se haga debe ser para todos. Si el producto está prohibido en Valencia debe estar prohibido también en Ciudad del Cabo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola