Monsanto Vegetales, un firme compromiso

El compromiso de Monsanto Vegetales es seguir desarrollando variedades hortícolas que a medio y largo plazo se conviertan en elemento esencial para la cadena, desde el productor al consumidor.

Para llevar a cabo este compromiso, la empresa cuenta con un equipo de grandes profesionales y una tecnología de última generación puesta al servicio de este objetivo.

Desarrollos en tomate. Entre las tipologías más demandadas se encuentra el tomate grueso, ya sea cuello verde pintón o rojo, de maduración uniforme. El sabor, como es natural, es un requisito clave. Si bien es cierto que Almería es un referente como productor en ciclo de invierno, por el resto de la geografía peninsular se reparten gran número de hectáreas de cultivo que alimentan al mercado durante los meses de verano en los que éste ha sido cultivo tradicional durante años, ya sea al aire libre o protegido, para extender el periodo de cosecha.

Localizaciones con reconocido prestigio son Zafarraya, Los Palacios y Villafranca, la Huerta de Conil de la Frontera y varios puntos de Portugal. Al margen de esto, existe un gran número de productores cercanos a las grandes ciudades y donde los tomates son cultivados para dar suministro diario a estas durante gran parte del año (El Llobregat en Barcelona, Villadelprado en Madrid, Pinedo o el Perelló en Valencia, etc.).

Seminis tiene una presencia clave en estos mercados, contando con variedades que satisfacen las necesidades de agricultor, comercializador y consumidor, por sus características agronómicas en cuanto a producción y resistencias; de postcosecha, apariencia y adaptabilidad; y unas cualidades organolépticas que los hacen los preferidos por el cliente final.

Claros ejemplos son el tomate Caramba y Anairis que cubren la demanda de tomate verde pintón para ensalada, históricos en diversos puntos de España, y claros líderes en Zafarraya y norte de Portugal. Caramba siempre ha gustado al agricultor por su facilidad de cultivo, su adaptación a distintos años y condiciones, resultando siempre rentable. Anairis fue lanzado como respuesta a la demanda de mayor postcosecha, más sabor, un cuello verde más marcado y resistencia al virus del bronceado del tomate (TSWV), y prueba de ello es que ha seguido subiendo en importancia año tras año. Como alternativa para aquellos que requieran protección frente al virus de la cuchara, Basilea complementa el catálogo, añadiendo, además, “en boca de todos” los que lo prueban, un nuevo nivel en cuanto a equilibrio dulzor-acidez-textura.

En tomate grueso para rojo, Seminis también cuenta con un super tomate: Matías. De maduración uniforme, con un buen pintón y un excelente rojo final, que presenta un sabor excepcional, calibre muy alto y un gran potencial productivo, resultando muy rentable para el agricultor por su precocidad y entrega de kilos.

No es fácil mejorar esto, pero hay que hacerlo. El mercado quiere siempre más. Los agricultores piden más precocidad y un paquete de resistencias que aporte más seguridad al cultivo y un cuaje más estable y sostenido, durante más ramos, en condiciones de calor. La respuesta es Matissimo, con resistencia a bronceado y muy duro, que inicia su singladura y viene para quedarse.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola