“No se ha dado la importancia debida al cambio climático”

El cultivo de brócoli se resiente por la DANA y los vaivenes de temperaturas, pero los programas se cumplirán con márgenes “ajustados” esta Navidad.

El pasado mes de septiembre la DANA asoló campos enteros en el sureste español. Desde que existen registros, nunca había caído tanta agua en un solo día en Murcia, donde se recogieron 169 l. El brócoli fue uno de los cultivos afectados, pero afortunadamente la rápida respuesta de los productores ha «normalizado» la campaña y no se espera escasez de producto para las semanas previas a Navidad y las festividades. “Iremos un poco justos, pero cumpliremos los programas”, asegura Nacho Doménech, presidente de la Sectorial de Brócoli y Coliflor de Proexport.

Las plantas y cultivos están cada vez más sometidos a estrés debido a la variabilidad meteorológica. Un tema que no ha dejado de sonar en las últimas semanas con el trasfondo de la COP25 Madrid, y que a pie de campo la realidad es más que palpable. «Ya van dos lluvias torrenciales brutales en dos años». Con los altibajos de temperatura “las plantas se estresan. Ciclos normales de 90 días se adelantan un poco, pero con mucho frío se atrasan a más de 120”. Una situación «muy complicada», que pone de manifiesto que «no se ha dado la importancia que se debía al cambio climático», explica Doménech.

En declaraciones a Efeagro, José María Sumsi del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales, pronosticó que “el mapa de cultivos en Europa cambiará debido al cambio climático. El agricultor se tendrá que adaptar no solo con las técnicas, sino incluso en cultivos”.

En el caso del brócoli, Extremadura ha pasado de 1.500 ha a 5.000 en 10 años, la mayoría para congelado y deshidratados en cultivos de otoño. También se han hecho de emular el cultivo en Sevilla y Córdoba, pero “han sido fallidos y se están quitando por la humedad, porque pudre el producto”. Doménech mantiene que “no hay competencia para Murcia”, y ante los problemas climáticos recuerda que “en Murcia tenemos bastantes zonas para diversificar”. Algo que ya se está haciendo, y a lo que se añade “plantar todas las semanas prácticamente, para tener la mayor regularidad posible” y cumplir los programas.

De forma paralela, las casas de semillas apuestan cada vez más por la búsqueda de variedades resistentes a temperaturas extremas.

Cifras 2019/20

La campaña actual será “estable”, con unas 600.000 t de brócoli (75-80% fresco) y 50.000 ha, según +Brócoli. La exportación empezó entre 15 y 20 días antes de lo habitual por los problemas que tuvieron otros orígenes al final de verano, y esa coyuntura motivó un +20-25% de precio medio, según Doménech. Una tónica que se ha mantenido, con precios altos en los lineales y la práctica desaparición de las promociones a 0,99€ por pella, popularizadas en los últimos años en el retail y que podrían tener los días contados por el aumento de coste de los insumos (SMI y agua desalada a 0,60€/l).

En otro apartado, el consumo de brócoli en España crece a doble dígito, hasta un 20%. “Pensábamos que se iba a estancar, pero no ha sido así, y además crecen las variedades alternativas como Bimi. La gente busca comida sana”, explica el ejecutivo.

Coliflor, al alza en Murcia

En la Región de Murcia, las previsiones de producción de coliflor ascienden a 38.000 t, más del doble que hace 5 campañas (16.975 t), lo que indica una clara tendencia a la recuperación de esta brásica. Los principales países de destino son Reino Unido (9.258 t), Holanda (5.269 t) y Alemania (1.970 t). El mercado nacional absorbe alrededor de 9.000 t cada año.

¿Qué pasará tras el Brexit?

En este otoño la exportación al mercado británico se ha desarrollado con total normalidad, manteniendo la fluidez del año pasado, aunque el sector sigue con la incertidumbre de saber qué consecuencias tendrá la salida de Reino Unido de la UE.  “Seguimos preparándonos, y esperamos que el 31 de enero ya se concrete algo definitivo”, apunta Doménech. “No va a ser nada positivo, pero mientras tanto estamos preparando lo que podemos: temas de aduanas, Soivres, viendo la posibilidad de que importadores de Reino Unido se encarguen de hacer la importación de producto para los supermercados, y hay quien está optando por abrir allí sus propias empresas”. El propio Doménech ha hecho los ‘deberes’ en su empresa, Agromark, que ya puede cargar producto en su almacén e ir a cliente final, ejerciendo como aduana.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola