Seminis, a por la versión 2.0 del CGMMV

seminis

La casa de semillas sigue avanzando en sus desarrollos de pepino. De ello habló en el evento ‘Liga Super Root Conecta 2021’

El pasado 16 de junio Seminis Iberia celebró su evento virtual ‘Liga Super Root Conecta 2021’. Una cita en la que se dieron a conocer las tendencias en consumo del mercado de pepino holandés y aspectos relevantes sobre los ‘Miedos, mitos y mentiras en alimentación’ de la mano de profesionales de primer nivel como el consultor de Alimentación y Gran Consumo José Miguel Flavián, el Biólogo Molecular José Miguel Mulet, de la Universidad Politécnica de Valencia, y el investigador de la Universidad de Almería Juan Luis Valenzuela.

El valor de las ventas de pepino holandés alcanzó los 220 millones de libras en Reino Unido en 2020. Este mercado es uno de los principales destinos de los productos españoles, y de él habló el consultor José Miguel Flavián, que adelantó que la categoría snack crece, estimulada por el factor ‘salud’ (motivo de compra para el 30% de los consumidores que eligen un snack). En este sentido, Seminis está desarrollando variedades de pepino snack en Oriente Medio, Turquía e Irán, los principales países productores, y también prevé adaptar esos desarrollos en España en su sede de Almería. Otro de sus desarrollos es un proyecto de I+D para encontrar un equilibrio entre un fruto atractivo para el consumidor (con piel fina) y que al mismo tiempo alargue la vida útil. “Podríamos movernos en un rango de poscosecha de 15 a 20 días», adelantó Juan Miguel Robles, delegado comercial de Seminis. Otra novedad que está por llegar en un par de años es la versión 2.0 de la resistencia a CGMMV. Aunque aún no hay ninguna fuente de resistencia completa, la firma cuenta con IR.

El retail se adapta

Aunque la pandemia ha puesto la salud en el centro, estimulando las ventas de frutas y hortalizas como el pepino, “tras la Covid-19 la recuperación va a ser desigual. Habrá más personas que pierdan su trabajo y tengan menos poder adquisitivo y el sector tendrá que cambiar para adaptarse”.

El retail ya se ha puesto manos a la obra y ha cambiado su estrategia, en buena parte, a remolque de los discounters, que además de precios competitivos, están actuando en materia de sostenibilidad ambiental. Un claro ejemplo es Lidl que va a implementar un etiquetado en el que se reflejan los niveles de sostenibilidad medioambiental de los productos.

Whole Foods ha introducido el concepto ‘la calidad no es cara’ y se ha adaptado a la coyuntura actual, rebajando precios en productos de alto valor. Por su parte, Sainsbury’s ha lanzado una campaña dirigida a los consumidores para enseñarles a cocinar y conocer los productos saludables, y está ofreciendo descuentos por la compra de productos saludables.

“Los productos que incluyen valores y tienen en cuenta la salud del planeta también cuentan en la decisión de compra del consumidor”, aseguró Flavián. Un concepto que encaja a la perfección con la línea de pepinos Super Root de Seminis, cuyas características agronómicas, con frutos de alta calidad y elevada poscosecha, permiten minimizar el uso de fitosanitarios, alargar la vida del fruto y eliminar la ‘segunda piel’.

«Algunas cadenas venden el pepino sin retractilar en invierno, pero en verano lo mantienen por la pérdida de humedad. La distribución trata de evitar el plástico, pero también el desperdicio alimentario, equilibrando ambos”, explicó uno de los técnicos de Seminis. Aunque «va a ser imposible eliminar totalmente el plástico de la cadena de suministro, hay que analizar dónde se puede minimizar». En general, en frutas y hortalizas crece el granel y se sustituye el plástico por cartón en barquetas.

Gran poscosecha

El investigador Juan Luis Valenzuela presentó las conclusiones de un estudio sobre las variedades Super Root del que se desprende que «Invictus mantuvo la firmeza perfectamente y fue el que mejor aspecto presentó tras 15 días de conservación».

Por su parte, el genetista Antonio Reina detalló algunas características de la línea Super Root, que destaca por su potencia radicular, con plantas abiertas y productivas con producción continua, frutos de calidad homogénea (acanalado, buena forma, color oscuro) y triple tolerancia (ceniza, amarilleo y venas) y CGMMV. Características que convencen a productores como Ramón Fernández, de Cabasc; Víctor Maldonado, de Eurocastell), y David Fernández, de Agroponiente. «Invictus es muy rápida. La producción es más alta incluso en ecológico y mantiene una alta calidad cumpliendo todos los estándares. La resistencia a ceniza es importante», aseguraron.

Sí a CRISPR

Una de las intervenciones más esperadas fue la del mediático José Miguel Mulet, de la UPV. El biólogo y divulgador aseguró que «producir va a ser cada vez más complicado por el cambio climático y requerirá tecnología”. Aboga por la edición genética, “una herramienta más que permite hacer cosas que la mejora genética clásica y los transgénicos no. No elimina las anteriores. China y USA llevan muchos años investigando con CRISPR. Apostaría a que ya se está utilizando porque no hay herramientas eficaces de detección para CRISPR. Si no se autoriza en la UE, se importarán esos productos». Además, lanzó una recomendación: «El sector agroalimentario debería comunicar más a la sociedad, siempre se ha hecho más a nivel corporativo».

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola