“Sin fresas, no tendríamos futuro”

Al tiempo que Huelva vive la eclosión de los pequeños berries, ya existen voces que se alzan para no dar la espalda a la producción de fresa.

Durante las dos últimas campañas Huelva ha perdido casi un 20% de su superficie con el producto que la lanzó a las exportaciones frutícolas, la fresa.

Y todo apunta a un nuevo boom de frambuesas y arándanos, donde, de momento, se vuelcan muchos efectivos en investigación, nuevas tecnologías, formatos, etc. “Sin embargo- apunta Francisco Sánchez, gerente de Onubafruit- el producto importante de Huelva debe seguir siendo la fresa. Es cierto que presenta muchos problemas y que incluso, después de décadas de trabajo, no hemos encontrado la mejor variedad, pero la fresa debe seguir siendo nuestra carta de presentación.”

“Ha sido una realidad el hecho de que el sector se enfocó más hacia la consecución de una alta rentabilidad, que a la búsqueda de variedades que dieran satisfacción al consumidor, y ahí perdimos la batalla, pero debemos aprender y poner sobre la mesa una nueva hoja de ruta que marque como primordial conseguir fresas con sabor, color, sin mermas y sin deterioros al llegar a destino.”

Sánchez no comparte todas las expectativas que se están generando con el arándano, ya que, por ser un producto fácil, puede llegar a convertirse en un commodity. Y para la frambuesa, su visión tampoco es muy halagüeña porque proporcionará “una rentabilidad  mediana”

En este mismo sentido de cambio de cultivos, Sánchez ve una brecha que se abre en los cítricos, “posiblemente en la última década hemos perdido el 50% de la producción y creo que ya se está notando, por lo que me atrevo a decir que la naranja podría tener un buen futuro.”

Otro caso particular es el cultivo del kaki. Onubafruit puso en el mercado 8 millones de producto la pasada temporada y la cifra podría triplicarse en las próximas campañas.

En esta coyuntura, Sánchez explica que “se hace más necesario que nunca apostar por la investigación y conseguir programas varietales que consoliden la posición del sector, en general, y de Onubafruit, en particular”.

De hecho, la compañía cuenta con variedades en exclusiva de frambuesa (Lagorai, Imara,Kweli y Vajolet) y en fresas está realizando pruebas con un material vegetal que puede suponer un antes y un después en el sector. En arándanos también están trabajando para obtener materiales propios. “Permanecer en la vanguardia del sector, significa no dormirse, anticiparse a las tendencias e innovar y buscando constantemente lo mejor lo mejor de lo mejor”, concluye Sánchez.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola