Trianum recupera la salud de los suelos

Andalucía y Castilla-La Mancha lideran la introducción de este eficaz fungicida biológico.

Cepas viejas que se consideraban perdidas y que vuelven a brotar y dar abundantes cosechas o jóvenes olivos que crecen con una salud excepcional debido a una protección natural contra enfermedades fúngicas como Fusarium o Verticillium. Es lo que está sucediendo en muchas zonas productivas de Andalucía y Castilla-La Mancha en las que cada vez es mayor el número de productores que aplican un nuevo enfoque contra las enfermedades fúngicas transmitidas por el suelo. Trianum está cambiando para siempre la forma de hacer las cosas en los cultivos de olivar y viñedo. Este eficaz fungicida biológico desarrollado y comercializado por Koppert España está demostrando sus enormes beneficios en todo tipo de suelos.

Los excelentes resultados obtenidos en campo han disparado el boca a boca entre los agricultores y Trianum se ha convertido en un tiempo récord en el mayor aliado de viticultores y olivareros por sus múltiples beneficios derivados de su original forma de acción. Su secreto es una cepa exclusiva del hongo beneficioso Trichoderma harzianum. Trianum coloniza las raíces en poco tiempo brindando a la planta una capa protectora frente a hongos patógenos. Además, contribuye a recuperar la biodiversidad natural facilitando en gran medida la absorción de nutrientes y agua. “Nos encontramos muchos casos de productores que habían usado otras soluciones sin conseguir los resultados esperados. Con Trianum han comprobado la diferencia, porque actúa desde el primer momento”, explica Jesús Perea, asesor técnico de Koppert en Toledo.

A diferencia de otros hongos beneficiosos, tiene el mayor rango de temperatura en suelo: permanece activo entre 8-30 grados. Es en ese intervalo cuando germinan sus esporas y despliega toda su acción protectora frente a patógenos. Ofrece, además de su elevada eficacia contra las enfermedades del suelo, una alta compatibilidad con la mayoría de fitosanitarios que se utilizan habitualmente en la agricultura y permite incluso las mezclas en tanque. Puede aplicarse directamente durante la siembra (granulado) o en polvo soluble durante el riego.

Artículos relacionados:

Koppert desarrolla un nuevo protocolo para optimizar el control biológico en calabacín

Koppert recomienda el uso de abejorros para mejorar la polinización de melón y sandía en invernadero

Koppert renueva su cúpula y reorganiza su estructura para ‘pilotar’ la 2ª revolución verde

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola