Un halo de esperanza para el sector del hueso

Asistimos a una campaña crucial para un sector productor y comercializador que se juega su viabilidad futura si este año no le salen las cuentas

La repetida sobre oferta de años anteriores ha pasado una gran factura al sector, y muy especialmente la situación acaecida en la campaña anterior, donde se comenzó y acabó con unos precios en origen que fueron casi la mitad de lo que se estima como coste productivo, unos 33 céntimos por kilo. Este año, y todo debido a la adecuación de oferta y demanda (producida por los desmanes meteorológicos y en menor medida por el arranque de frutales que llevaron a cabo algunas comunidades), las cosas transcurren por unos derroteros más apacibles.

Los precios, aunque no disparados, responden a unas expectativas más dignas. “No están siendo inusualmente altos, pero se comportan como deberían hacerlo en una campaña regular,” mantiene Joaquín Gómez, representante de Apoexpa.

Esta merma en la cosecha no se preveía que fuera a resultar tan importante, pero las inclemencias del tiempo se han cebado repetidamente en casi todas las zonas productoras españolas, a las que se ha unido un descenso productivo también en Europa. De hecho, en el mercado interno español se está asistiendo a una situación donde la presencia de fruta de hueso en los lineales es realmente limitada y con un precio alto. Todo ello, sin hacer alusión a que la escasa oferta ha llegado a los mercados con casi dos semanas de retraso.

Así las cosas, el sector sigue teniendo pendientes cuestiones tales como el aumento de la demanda interna, en el caso español, y la consolidación de nuevos mercados.

Análisis europeo

En Italia, la superficie sigue decayendo en las regiones del norte, mientras va al alza en el sur. La meteorología adversa de la primavera ha disminuido el potencial de melocotón y nectarina un 16% respecto a la campaña pasada, y casi un 21% por debajo de la media.

El albaricoque bajará un 18% en toda Europa, pero se mantiene en España con unas 142.709 toneladas.

La situación del sector en España se asemeja a la italiana, aunque con una disminución menos consolidada. Su bajada productiva se sitúa en un 11% y Francia, registrará también una caída de un 10%. Sólo Grecia muestra un incremento del 19% en relación a 2017 y un promedio de más de un 32% respecto al intervalo de 2012-2016.

El caso catalán

En las variedades de melocotón y nectarina, Cataluña tendrá una disminución global del 17%, situándose en las 471.430 toneladas. El melocotón redondo disminuye un 13% y su volumen estará en 114.250 toneladas, el paraguayo un 18% y se queda en una producción de 127.560 tm, la nectarina baja un 19% y su cifra será de 207.310. Finalmente, la pavía desciende un 12% y rondará en 22.310 tm.

Se ha dado una floración escasa, irregular y larga seguida de un bajo cuajado. La futura producción también se verá disminuida por las heladas de febrero y marzo y el granizo de los meses de abril y mayo, así como las lluvias de junio.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola