“Viviremos una revolución en el mundo de las manzanas”

manzana

El sector de la manzana prevé la entrada en escena de muchas nuevas variedades y augura grandes cambios en los próximos años

La transformación varietal del sector español es una realidad que se acentuará durante los próximos años. Todo apunta a que existirá mayor presión con las variedades bicolores que, además, prometen alargar su campaña. Asimismo, hay otras muchas llamando a la puerta, como amarillas del tipo Golden, pero más resistentes al calor y las de color rojo, tipo americanas, pero con piel más fina.

El presidente del Comité de Manzana y Pera de Afrucat (patronal catalana de fruta), Joan Serentill cree que “se ha entrado en una nueva fase de innovación varietal, que no pasará tanto por la búsqueda de plantaciones en altura, como se había pensado siempre, sino por nuevas variedades con una mejor adaptación al cambio climático que está viviendo el planeta, y muy especialmente las zonas mediterráneas”.

En este sentido, cabe destacar que la industria española lleva mucha ventaja gracias a los proyectos de colaboración entre Fruit Futur, el IRTA, la firma neozelandesa Hort Research y el propio sector. “La verdadera oportunidad será estar al tanto de estas nuevas variedades porque nadie mejor que nosotros conoce la climatología y el terreno de nuestra zona.”

Pero la evolución del mercado español pasa también por posicionar el producto en una categoría premium que, a día de hoy, está copado por el producto de origen italiano en primer lugar, y por el francés, en segundo. “Creo que el sector está trabajando duro en ello y está invirtiendo muchos recursos materiales y humanos, que darán fruto en pocos años. Nos estamos posicionando en un buen lugar”, explica el directivo.

La campaña actual

La temporada de cosecha está dejando buen sabor a los productores con unos volúmenes que no difieren mucho de los esperados, unas 545.000 toneladas, en línea con los volúmenes de una campaña normal. La calidad también está siendo satisfactoria, sobre todo para los productores de Girona, aunque no tanto en la variedad Gala para los de Lleida, donde se han quedado un tanto escasos de calibre. Sin embargo, la Golden está regalando satisfacciones, ya que el descenso de temperaturas desde mediados de septiembre ha permitido que las segundas pasadas de cosecha sean casi de la misma calidad que la primera.

“España tendrá este año en los lineales una manzana tan buena de calidad como cualquiera de las que vengan de otros orígenes porque septiembre ha sido fantástico climatológicamente hablando, con una adecuada diferencia térmica entre el día y la noche, que ha permitido lograr un calibre y una coloración adecuadas”, explica Serentill.

Los clubs al alza

Las variedades club mantienen unos buenos resultados, no solo en la península ibérica, sino en toda Europa donde su consumo sigue creciendo del orden de dos dígitos. El caso más significativo es el de la manzana Pink Lady, cuyas estimaciones de venta en el Viejo Continente para el año 2030 se sitúan en 300.000 toneladas, cifra que significaría un incremento del 50% en tan sólo una década. “El sueño de cualquier obtentor y también comercializador es tener una Pink Lady,” reseña Serentill.

“Es cierto que el sector vive un momento hegemónico para las variedades club, pero hay que replantearse hasta qué punto los lineales de los supermercados van a soportar tantas variedades de un solo producto. La lucha por el espacio se da entre todas las categorías y creo que al final se optará por tener las manzanas más básicas: una amarilla, una roja, una bicolor y una manzana club. No sé hasta qué punto podemos dar cabida a las casi 60 variedades comerciales que hay.”

Referente a la situación actual de los mercados europeos, el directivo opina que “a falta de conocer con seguridad las cifras de Polonia, un país que aprende a pasos de gigante en la renovación de su fruticultura y que siempre hay que tener en cuenta a pesar de que sus volúmenes resulten todo un misterio, el resto de producciones, francesas e italianas, debido al frío de primavera, podrían adolecer de tener un calibre más bajo del esperado, aunque no de manera generalizada.”

Manzana de origen nacional

En los últimos años el sector está realizando una gran labor para revertir una situación en la que la manzana europea se ha consumido en mayores cantidades que la producida en España. Hoy todo apunta a que el sector actúa unido para revertir esta situación, en una clara apuesta por el origen local, con la sostenibilidad ambiental y social como telón de fondo. “Sin embargo, todavía tenemos que conseguir masas críticas de volúmenes de producción para financiar campañas masivas de publicidad, tal como lleva a cabo nuestra competencia europea. Aunque, personalmente debo felicitar a nuestros colegas de la ‘IGP Poma de Girona’ porque están llevando a cabo importantes avances para que los consumidores de otras regiones conozcan las bondades de su manzana”. En este sentido, apunta “la circunscripción económica nos podría ayudar mucho, sobre todo si vamos de la mano de nuestros colegas, los productores del Valle del Ebro, espacio donde se concentra la gran producción española”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola