La Mesa del Agua se suma a la manifestación contra el recorte al trasvase

La previsión de disminución de los caudales en las provincias de Alicante, Murcia y Almería se sitúa en 105hm3 y se prevé la pérdida de 15.000 empleos y reducciones de valor patrimonial estimadas en 5.692 millones de euros
MESA AGUA movilizacion trasvase huercal overa(1)

El Ministerio para la Transición Ecológica, inmerso en la revisión de los planes hidrológicos de las distintas demarcaciones intercomunitarias, prevé una nueva disminución de las aportaciones del trasvase Tajo-Segura a las cuencas receptoras del Levante español. Una decisión que carece de justificación técnica y que deriva de la propuesta de incrementar los caudales mínimos en el eje del río Tajo, lo que supone una rebaja de los caudales susceptibles de ser trasvasados.

De esta forma, existe una previsión de la disminución de los aportes a las provincias de Alicante, Murcia y Almería en 105 hm3, lo que supondría 78 hm3 menos para regadío que la media actual y 27 hm3 menos para abastecimiento.

Resulta paradójico que en un país como España (con una media de agua embalsada que supera los 20.000 hm3), el Levante tenga que continuar luchando para disponer de los recursos necesarios para seguir generando riqueza, empleo y progreso y por lo que supone un exiguo volumen con respecto a la cifra global. Una clara evidencia de que algo se está haciendo mal en la planificación hidrológica de nuestro país.

Artículo relacionado: Las alhóndigas de Proexport cerrarán el 11 de enero en apoyo al Trasvase Tajo-Segura

Asimismo, esta reducción de los volúmenes disponibles supondría la pérdida de 27.314 hectáreas de superficie regable; la desaparición de más de 15.000 empleos, y reducciones de valor patrimonial estimadas en 5.692 millones de euros. Por otro lado, a estas consecuencias sería preciso sumar la eliminación de los sumideros de CO2 de los cultivos vinculados a los regadíos existentes. Otra de las consecuencias directas de esta disminución de las aportaciones del Trasvase se traduce en un incremento del precio del agua de boca que paga el consumidor, ya que se produce una mayor dependencia del agua desalada, cuyo coste e impacto medioambiental resulta mayor (desde el año 2003 hasta ahora la tarifa se ha triplicado, por la incorporación de aguas desalinizadas).

Por otro lado, el propio Ministerio tiene previstas numerosas medidas de mejora de los sistemas de depuración de los caudales que vierten al río, así como de modernización de los regadíos de la cuenca del Tajo. Cuestiones que evidencian que no es la falta de caudal del río la causa de que no alcance el buen estado ecológico, y que nos llevan a considerar que existe una intencionalidad exclusivamente ideológica del Gobierno de España.

En estos momentos no existe ninguna alternativa a la disminución del volumen de agua disponible. Por un lado, la utilización del agua desalada en exclusiva, como recurso ordinario, puede generar problemas a nivel agronómico y su obtención supone un coste ambiental desproporcionado (su dependencia energética es 4 veces mayor que el agua del trasvase), y por otro lado cuenta con unos precios sujetos a una altísima volatilidad, por los costes reales de la energía. El precio del agua desalada en la actualidad supone costes superiores a 1,40 €/m3 para el agricultor, por encima incluso del agua destinada a los hogares.

En este escenario, el Gobierno de España ha puesto entre las cuerdas al sector agrario, con mayores índices de productividad del país y está desestabilizando el futuro de toda la sociedad del Levante, dejando de lado los criterios de solidaridad, sostenibilidad (en todas sus vertientes) y vertebración del territorio.

Concentración 11 de enero

Con el fin de abordar la situación de manera urgente, los regantes han convocado una protesta en Madrid el próximo miércoles 11 de enero. La concentración tendrá lugar frente a la sede del ministerio de Transición Ecológica, la Plaza San Juan de la Cruz s/n y su comienzo está previsto a las 10.30h.

La Mesa del Agua de Almería

La Mesa del Agua está formada por la Federación de Regantes de Almería (FERAL), Aguas de Almanzora SA, Junta Central de Usuarios de Aguas del Valle del Almanzora, Comunidad de Usuarios de la Comarca de Níjar (CUCN), Comunidad General de Usuarios de Aguas Depuradas (CGUAL), Junta Central de Usuarios del Poniente Almeriense, Junta Central de Usuarios de Adra, Asociación de Regantes de Andalucía (AREDA), Regantes de Almería (REGA), las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, ASEMPAL, Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería y Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Almería.

 

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola