«Lo lógico es que haya una vuelta a la seguridad, no es un año para hacer experimentos»

hm clause rafael bonet

El director general de la casa de semillas HM.CLAUSE IBÉRICA, Rafael Bonet, aporta su visión sobre los efectos de la crisis sanitaria en la cadena de valor y cómo afectará a la próxima campaña a nivel de campo y consumo.

Transcripción.

Virginia Hernández: Hola, buenas. En esta ocasión hablamos con Rafael Bonet, Director general de la casa de semillas HM.CLAUSE IBERICA. Hola Rafael, ¿cómo te encuentras?

Rafael Bonet: Pues bien gracias, trabajando desde casa hoy, como otros muchos días desde que estamos en confinamiento. Pero bien de salud, y afortunadamente también el equipo se encuentra bien, qué es lo más importante… Y en el trabajo diario.

VH: La crisis sanitaria ha impuesto una serie de desafíos a la sociedad y a un sector tan esencial como la agricultura del que formáis parte. ¿Cómo estáis afrontando todo esto en HM.CLAUSE? ¿Cómo os habéis ido adaptando?

RB: Sí, la verdad es que como desafío es probablemente el más importante al que nos hemos enfrentado, por lo menos la gente de mi generación y también de generaciones posteriores.

Bueno pues en HM. CLAUSE, la verdad es que empezamos a tomar decisiones antes de que se decretase el estado de alarma. Nosotros teníamos un objetivo que era primero proteger la salud de todas las personas que trabajan en la empresa, evitar los posibles contagios que hubiera, y también proteger la salud de nuestros clientes, a los que nos debemos. Proteger su salud y también intentar seguir dándole el servicio que le damos.
Por otro lado, también queremos por supuesto asegurar la continuidad de nuestro negocio. Y seguir colaborando en mantener nuestro granito de arena en la cadena alimentaria. La semilla es lo primero y en ese sentido es muy importante.
Nosotros tenemos también una responsabilidad un poco añadida, porque como tú sabes pertenecemos al grupo Limagrain. Limagrain es el el primer grupo a nivel mundial en semilla de hortalizas, entonces nuestra contribución en esa cadena alimentaria es importante.

Empezamos tomando decisiones. Por ejemplo, identificamos cuáles eran los puestos críticos dentro de la empresa. Hicimos un back up de cada uno de ellos de forma que si alguno enfermara hubiera alguna persona que lo pudiera sustituir. Y además nos organizamos de manera que esas dos personas no coincidieran nunca en el tiempo trabajando juntas, para que pudiésemos evitar periodos de cuarentena prolongados de las dos personas. Luego identificamos también cuáles eran las actividades clave que había que mantener sí o sí. Una de ellas era, por ejemplo, el servicio de atención al cliente. Es importante que los clientes sigan teniendo las semillas que necesitan, y nos organizamos también de manera que siempre hubiera alguien en atención al cliente, que no coincidieran mucho tiempo demasiadas personas para que siempre hubiese, digamos entre comillas… alguien dispuesto a trabajar.

Y seguimos identificando otras actividades estratégicas como por ejemplo las operaciones de investigación, en nuestra estación de Almería, en nuestra estación de Murcia, y también las operaciones de producción de semillas en nuestra finca de Vélez-Málaga. Nosotros somos una de las pocas empresas globales operando en España que tiene una actividad de producción importante en nuestro país. Y bueno, esas fueron un poco las actividades clave para organizarnos. Después el resto del personal, todas las personas que podían trabajar desde casa están trabajando desde casa, y en nuestras oficinas hay muy poco personal. Dos o tres personas haciendo los servicios mínimos, imprescindibles para para seguir trabajando. Esa es un poco la forma en la que nosotros nos hemos organizado para afrontar esta crisis sanitaria.

VH: Desde hace unas semanas tanto las empresas como los category manager están programando la próxima campaña,ya se empiezan a hacer pedidos para los cultivos que van a plantarse próximamente. ¿Cómo crees que va a desarrollarse el próximo ejercicio? ¿Qué cambios crees que podremos ver, si crees que los va a haber?

RB: Sí, probablemente los haya. Lo que define un poco el periodo que estamos viviendo es que tenemos una visibilidad muy escasa. Y además el entorno es muy cambiante. Ya lo estamos viendo que semana a semana las cosas están cambiando. Yo creo que globalmente la agricultura, y tenemos mucha suerte de trabajar en este sector, va a ser uno de los sectores que menos se verá afectado por la crisis que está llegando y que se va a acentuar en las próximas semanas y meses.

Se avecina una crisis, yo creo, sin precedentes. Se habla de que el producto interior bruto va a caer un par de dígitos. Eso es una barbaridad para una economía como la nuestra. Entonces, lógicamente nos vamos a ver afectados. Menos que otros sectores, pero nos vamos a ver afectados.

¿Qué va a pasar con esa crisis? Bueno, el consumo se va a ver afectado. Eso va a hacer que como la anterior crisis que tuvimos en el año 2007-2008 pues hayan menos referencias en los mercados, los lineales, en las tiendas… Es posible que lleguemos a esa situación, y que eso afecte más a unos productos que a otros. Se habla también bastante de medidas proteccionistas por parte de algunos gobiernos en la Unión Europea. Yo no creo que eso realmente a corto plazo vaya a ser una dificultad para nosotros, para la agricultura española, porque, bueno, en líneas generales, por lo menos para las hortalizas, es difícil qué se pueda suplir eso de la noche a la mañana. Entonces, yo creo que España va a seguir teniendo un papel exportador fundamental, y no creo que nos afecte mucho ese intento de proteccionismo de algunos países.

Por otro lado, hay que considerar una cosa: la alimentación es básica. Entonces, puede afectar al consumo pero la gente va a tener que seguir comiendo. Y va a tener que intentar seguir comiendo sano y las frutas y verduras son fundamentales para eso.

¿Qué otros elementos pueden afectarnos? Bueno, pues el tema de la mano de obra no creo que tampoco a nivel de las hortalizas vaya a afectar mucho. Está afectando en las recolecciones de frutales, por ejemplo, en algunas especies en España. Pero a nivel de las hortalizas no creo que eso vaya a tener un impacto importante.

Yo dentro de estas dificultades, de la poca visibilidad que hay, lo que sí que creo es que todo el mundo va a intentar buscar lo contrario de lo que tenemos. Es decir, va a intentar buscar un poco de seguridad. Todos: los agricultores, comercializadores, las cadenas de distribución… Todo el mundo. ¿Eso que va a hacer? Pues yo creo que lo lógico es que sean un poco conservadores a la hora de planificar. Creo que lo lógico es que se decanten por productos y variedades que conocen, que saben que en condiciones adversas van a estar ahí, que no van a tener dificultades para pasar el invierno, que son variedades y productos que se van a conservar muy bien, que van a poder permanecer más tiempo en el supermercado, o en los lineales, o en las tiendas… que se van a transportar sin mayores dificultades.

O sea, creo que lo lógico es que haya una vuelta a la seguridad. Y de hecho creo que no es un año para hacer experimentos. Precisamente todo lo contrario. Hay que tener sentido común, creo. Continuar trabajando como se venía haciendo, intentando guardar cierta normalidad, pero intentando asegurar también lo básico. Porque todo va a depender de las decisiones que tomemos o que los agricultores y productores tomen cuando van a elegir la variedad que van a cultivar. Yo creo que seguridad ante todo y, esa es un poco la premisa principal para mí.

Nosotros precisamente ahora estamos terminando un vídeo que habla de variedades de tomate cherry, de Dolcetini, Genio, Creativo… Porque estamos viendo también esa vuelta de gente que en un momento dado estaba buscando otras cosas y que ahora da un pasito atrás porque quiere sobre todo asegurarse que no va a tener problemas este año. Eso es muy importante. Y bueno, creo que un poco por ahí pueden ir los tiros este año.

VH: Hablabas de ser más conservadores, pero por otro lado también están las marcas premium que están sufriendo el efecto del cierre del canal Horeca, aunque sí que se está viendo que sube el consumo online de frutas y hortalizas. Y, por ejemplo, el gerente de CASI nos comentaba que, en ese sentido, ADORA, la semilla que vosotros desarrollásteis, estaba funcionando bastante bien online. Entonces, vemos esa dicotomía. Por un lado, vemos a consumidores más conservadores, a ir más a lo básico, pero por otro el que valora el producto de calidad y de sabor, que también está haciendo esa conversión a la compra online. ¿Cómo ves el futuro a corto y medio plazo de los productos gourmet como puede ser éste o otro?

RB: Sí, bueno, es cierto que habido un poco un cambio de tendencia. O si no un cambio de tendencia, digamos que las compras por Internet han crecido muchísimo durante esta crisis. Y eso también ha afectado a las frutas y hortalizas. En particular, sobre todo a algunos productos de marca como es el caso que tú me comentas de Adora. Sí, estamos muy contentos de ver que, efectivamente ha seguido teniendo una buena demanda, sobre todo la venta online.
Yo no tengo todas las cifras de la venta del producto porque de eso se encargan precisamente nuestros partners: Verdita (que es Biosabor, CASI, Unica) y Granada La Palma. Pero tengo conocimiento de que las ventas (online) habían aumentado hace un par de semanas cuando vi algunas noticias más de un 200%, eso es importante.

Vamos a ver, yo creo que los productos premium en concreto del que estamos hablando, va a tener su lugar. ¿Por qué? Por qué el consumidor ya lo conoce, y porque creo que Adora se ha ganado un sitio en el mercado que le corresponde, y se lo ha ganado por mérito propio. Hay que tener en cuenta una cosa, es el único producto que las empresas que lo están produciendo -que han hecho un gran trabajo-, están garantizando tomate por tomate. O sea, es que un tomate de una caja de adora tiene más de 7 grados Brix. Y eso es muy importante. Eso no lo ha hecho hasta ahora absolutamente nadie en una hortaliza. Identificar uno por uno y validar que uno por uno cumple con los requisitos de la marca.

Eso es fundamental, entonces yo creo que Adora va a seguir teniendo éxito, que los consumidores van a seguir apostando por la variedad y en ese sentido, no me cabe mucha duda.

Yo creo que también se ha hecho un buen trabajo en cuanto al formato. En los supermercados se puede encontrar en algunos de ellos esos packs que hay de 400 gramos que hacen también que, aunque sea un producto que si vemos lo que cuesta un kilo, puede valer 7, 8, 9€ el kilo, pero con ese formato de 400 gramos puedes comprar un pack por 2 euros y pico o 3 euros. Lo cual es un precio razonable para un producto muy bueno que a lo mejor todos los consumidores no lo pueden comer todos los días, pero que sí pueden tener una vez a la semana, o un fin de semana, y darse un poco ese lujo de comer un producto muy bueno.

No creo que a marcas que están reconocidas, que están reputadas, les afectará sobremanera esta post crisis sanitaria que vamos a tener. Pero bueno, el tiempo nos lo va a decir.

VH: Buenos pues muchísimas gracias por tu tiempo Rafael. Nos veremos en próximas jornadas de campo o en vuestras jornadas por redes sociales, que os estoy viendo súper activos también.

RB: Sí bueno, muchas gracias por la entrevista. Espero que sí, que nos veamos pronto. Nosotros también tenemos muchas ganas de ver a los agricultores. Y bueno, sí que lanzaría un pequeño mensaje de agradecimiento, de reconocimiento, porque por fin yo creo que la gente está valorando a nuestros agricultores y a nuestros productores como se merecen. Ha tenido que venir una crisis como esta para que la gente se de cuenta de lo importantes que son. Pero bueno, por lo menos nos ha servido para, dentro de la desgracia y de los problemas que ha causado, para poner en valor a nuestros agricultores y a nuestra agricultura.

VH: Efectivamente, que hacía falta. Pues muchas gracias. Un saludo.

RB: A vosotros, un saludo.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola