Los médicos británicos hacen recetas de frutas y hortalizas

El Servicio Nacional de Salud inglés (NHS), el equivalente a la Seguridad Social española, pone en marcha una iniciativa excepcional y única en toda Europa: emitirán cupones o recetas para canjear por frutas y hortalizas.
Miguel Flavián

Las autoridades británicas se han dado cuenta de la íntima relación existente entre el consumo de frutas y hortalizas y la salud y, por ende, el gasto que origina a las arcas públicas el hecho de que la sociedad no consuma la cantidad diaria recomendada.

Los británicos se quedan en algo más de 3 raciones al día, un 65% de la cantidad total recomendada, que son unos 400 gramos (5 raciones) y esto empeora en los niños.

Esta tendencia lleva tiempo preocupando al gobierno del país, que ha lanzado varias iniciativas para lograr interesar a toda la población, muy en particular a los niños, sobre un consumo adecuado de frutas y hortalizas, informando de sus propiedades saludables, su importancia en la dieta, y tratando de mostrar preparaciones sencillas y apetecibles.

Ahora el NHS inglés pone en marcha una prueba piloto para fomentar el consumo de frutas y hortalizas. La idea es sencilla, consiste en tratar a las frutas y hortalizas de forma similar a las medicinas: al igual que los médicos de familia en el ambulatorio recetan medicinas cuando estás enfermo, ahora quieren recetar el consumo de frutas y hortalizas. En este caso, además de la receta te van a emitir un cupón que puedes utilizar para comprar frutas y hortalizas.

La prueba piloto se está llevando a cabo en dos barrios de Londres con zonas de población especialmente pobre, Tower Hamlets y Lambeth. El NHS británico se apoya en dos fundaciones que trabajan con familias desfavorecidas en estas dos zonas y se encargan, además de realizar un seguimiento de la medida puesta en marcha. Las personas a las que se les recete el consumo de frutas y hortalizas recibirán cada semana un cupón de entre £6 y £8, más £2 extra por cada miembro en la familia, y se pueden canjear en establecimientos, ya sean tiendas o puestos del mercado.

El proyecto incluye otras iniciativas y cuenta con un presupuesto de £250.000 y una duración de doce meses. Han seleccionado a 122 familias cuyos miembros cuentan con riesgos de salud elevados, como hipertensión, diabetes o problemas de salud mental.

Debido a la crisis económica, otro de los factores que se ha tenido en cuenta en la elección de las familias ha sido su situación financiera. El aumento de precios de los alimentos, el gas y la electricidad del hogar y otras partidas del gasto familiar, han generado que un gran número de ellas reduzca su consumo de alimentos o tenga que elegir los de menor calidad y más baratos a la hora de la compra.

Al acabar la prueba piloto, si la evaluación es favorable, el NHS lo dimensionará para pedir financiación al gobierno y poder llevarlo a todos los ambulatorios del país.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola