2021: menos patata y embolsada

Iberica de patatas

2021 ha arrancado con unas previsiones del cultivo de patata en territorio español a la baja y con una clara tendencia al producto embolsado.

El Comité de Patata de Fepex prevé para la campaña de 2021 una disminución de la superficie entre el 5% y el 10% para las variedades tempranas y un 20% para las de media estación y tardías.

Estas son las estimaciones que se barajan tras haber concluido la siembra de las regiones productoras más tempranas como Andalucía y Murcia. La tendencia reductiva para el norte y centro peninsular se agrava hasta un 20%.

La superficie de cultivo, según el Avance de Superficies y Producciones del MAPA a noviembre de 2020, es de 67.300 hectáreas con una producción de 2,1 millones de toneladas.

Caída de las exportaciones e importaciones

Por su parte, las exportaciones españolas hasta noviembre de 2020 se situaron en 263.785 toneladas, un 8% menos que en el mismo periodo de 2019 por un valor de 95,8 millones de euros, es decir un 35% menos, según datos procesados por Fepex.

En el mismo periodo, las importaciones se elevaron a 795.763 toneladas (-5%) por un valor de 243,5 millones de euros (-18%).

El responsable del sector de patata de Asociafruit, Marcos Román, remarca que las patatas peninsulares más tempranas comenzarán su recolección desde finales de abril hasta el mes de junio, continuando con la cosecha de media-estación o tardía, en la zona centro del país, especialmente Castilla y León a finales de primavera y verano.

Estos descensos, según explica Alfonso Saénz de Cámara, presidente del Comité de Fepex, no afectarán al tubérculo cultivado en el País Vasco, para el que sus previsiones están a la par con las del año pasado.

La Covid pide patata envasada

Con relación a la campaña de 2020, se constata que como consecuencia de la COVID, la patata destinada a supermercados se ha comercializado bien, con crecimientos respecto a 2019 y una clara tendencia de compra por la patata envasada, tal y como ha ocurrido en todas las frutas y verduras. El perjudicado en esta situación ha sido el canal Horeca, por sus largas temporadas de clausura y vaivenes de abrir y cerrar, dependiendo de cada comunidad. Algunas firmas, situadas en los mercados mayoristas, y muy enfocadas en el Horeca han sufrido también este descenso de sus ventas, pero aquellas que mantienen muy diversificada su cartera no se han resentido y han logrado incluso mejores resultados económicos.  El crecimiento de ventas de patatas a granel sigue resistiéndose y se queda estancado.

Las cifras de consumo que manejan los expertos del Comité indican que, hasta el mes de noviembre de 2020, el consumo de patata en los hogares españoles creció un 16% respecto a los mismos meses que el año anterior. Este consumo per cápita en 2020 fue de 23,7 kilos por persona y año frente a 20,2 kilos de 2019.

Sin embargo, algunos empresarios del sector manifiestan su escepticismo frente a estas cifras y recalcan que no creen que los españoles consuman más patatas, sino que solo se ha producido un trasvase al hogar desde la hostelería porque “hemos estado más tiempo en casa, pero no quiere decir que la ingesta de patatas por persona haya crecido. Es muy difícil creerse que alguien que antes comía 1 kilo de patatas ahora coma 2.”

El consumo de patata fresca en los hogares hasta noviembre totalizó 891,4 millones de kilos por un valor de 885 millones de euros, lo que significó también un crecimiento del 16% en la facturación.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola