Canadá, un mercado apetecible

En 2015, Cosafra, se introdujo en el mercado americano, y en esta campaña explorará esta misma línea comercial.
El mercado canadiense y el de Estados Unidos están en la mente del sector del espárrago andaluz. Aunque de momento no existe un protocolo de entrada del producto español a USA, Canadá sí recibe espárrago verde español. “El año pasado vendimos una cantidad importante en Canadá de manera muy satisfactoria, por lo que esperamos repetir y aumentar nuestras ventas,” admite Francisco Javier Trujillo, gerente de la Cooperativa San Francisco de Huétor-Tajar.
La temporada pasada la entidad acabó con un volumen comercializado de 1.500.000 kilos de espárrago, de los que el 90% se dedicaron a la exportación y el 10% al mercado interior. En Europa, el mercado más destacado es Alemania, seguido del exigente y bien pagado mercado helvético.
Un hortícola en auge. Los agricultores de la Cooperativa San Francisco, al igual que los del resto de la zona, viven buenos momentos en el retorno de sus inversiones. En esta campaña tienen plantado dos millones de plantas, circunstancia que significará un millón adicional de kilos de espárrago en las dos próximas campañas.
La entidad granadina posee un porfolio de productos muy diversificados que la convierte en una cooperativa agrícola donde la actividad no cesa en todo el año. Además del espárrago verde se trabaja la patata, la sandía, la alcachofa y el aceite.
“Cuando acabamos con el espárrago, inmediatamente estamos inmersos en la campaña de patata, que llega hasta finales de julio y coincide también con la de sandía, aunque esta última cada día se reduce más. La alcachofa consta de dos temporadas de abril a junio y desde septiembre a octubre. Son campañas casi solapadas por las que no necesitamos recurrir a las importaciones.” explica el directivo.
De los hortícolas trabajados el espárrago es el principal producto y el que mayor facturación implica. Desde 2013 hasta la actualidad, el aumento de producto ha pasado de 800.000 kilos a 1.500.000.
El resto de productos se resume en 2 millones de kilos en patata, otro millón en alcachofa y medio millón en sandía. Esta última cada campaña representa menor rentabilidad para el productor de la zona, además de tener unos calibres excesivos, que sólo llegan a los mercados locales.
El auge del espárrago junto con la alcachofa ha permitido la reestructuración y compra de nueva maquinaria en la nave de confección con el objeto de agilizar los procesos productivos. Ello ha coincidido también en la obtención de la certificación GlobalGap.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola