Knox™ revoluciona la IV Gama

La propiedad desarrollada por Rijk Zwaan alarga la vida de las lechugas y permite el preprocesado en campo.

La casa de semillas Rijk Zwaan celebró el pasado mes de febrero sus Winter Open Field Days, en los que cientos de profesionales del sector llegados de todo el mundo conocieron de cerca sus últimas novedades en cultivos de invierno al aire libre. En esta cita el protagonista indiscutible fue Knox, como no podía ser de otra manera tras hacerse con el Premio a la innovación Fruit Logistica.

El Crop Coordinator de Lechuga a nivel Internacional, José Luis Saiz, ha repasado con Fruit Today el largo trayecto recorrido hasta obtener lo que querían. Un periplo que comenzó en los ’90 y a lo largo del cual han testado miles de lechugas hasta dar con una que tenía la propiedad que necesitaban. Posteriormente identificaron el gen que retrasa la oxidación y mediante técnicas de mejora tradicional lo han ido introduciendo en más de una decena de tipologías de lechuga a las que se siguen sumando nuevas variedades que permiten cubrir diferentes ciclos en distintas zonas del mundo. “Estamos convencidos de que Knox™ va a impulsar la industria de la IV Gama”, asegura Saiz. Y es que no solo permite alargar la vida útil, sino que además mantiene la máxima calidad durante más tiempo; permite reducir e incluso eliminar la atmósfera controlada (causante de ese característico olor anaeróbico que emanan las ensaladas de IV Gama y que causa cierto rechazo entre los consumidores). Con Knox™ se abre la puerta también a numerosas mezclas de lechugas; y a nivel operativo, se posibilita el preprocesado en campo. Esta última es una ventaja que ya han comenzado a aprovechar las empresas internacionales de la industria del procesado, algunas de las cuales han comenzado a realizar esas tareas en España (hasta ahora el producto se enviaba a destino en fresco y sin manipular). “Al tener más margen de tiempo antes de que el producto se oxide, se pueden eliminar los tallos y hacer un primer corte de partes que luego no se utilizarán, ahorrando en mano de obra en campo (más costosa en fábrica), y en transporte. Asimismo, esos desperdicios se pueden reutilizar como abono verde en campo, en lugar de tener que eliminarlos posteriormente, lo que implicaría un coste más”.

Actualmente Rijk Zwaan está incorporando la propiedad Knox™ a variedades nuevas de iceberg para completar todo el ciclo, a lechuga romana (la que más problemas ha dado tradicionalmente por su rápida oxidación), y a toda la gama de Salanova.

De forma paralela, la firma trabaja en la línea Crunchy Cos, lechugas crujientes y de sabor con un notable grado de azúcar, una característica que imprime un valor añadido a este segmento. “Tenemos dos rangos principales: una lechuga tipo romana nueva con el sabor como protagonista, y otra, tipo snack que permite usarla como soporte de aperitivos, Snack Crunchy Cos”. Saiz destaca el trabajo que están desarrollando en el segmento de lechugas enfocadas al mercado del sándwich para Food Service y la tendencia ‘healthy’.

Cierra su capítulo de innovaciones Salatrio, combinaciones de tres tipos de lechuga con las que se ofrece una mayor variedad de sabores, texturas y colorido en una única pieza.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola