La sandía, ¿en la cuerda floja?

sandia en campo asaja

El cese de las ventas en cuartos y mitades lastró las ventas al inicio de la campaña con precios bajo coste.

Incertidumbre. Ha sido la palabra más repetida entre los productores de sandía desde que comenzara la crisis sanitaria. Pasados los primeros días de histeria colectiva de compras, el consumo se estabilizó, y frutas como la sandía de importación empezaron a quedarse varadas en los lineales. “No hay mercadillos, el canal Horeca está cerrado y todo se ha quedado prácticamente en manos de las grandes superficies. Lo que llega de importación no se está vendiendo”, corroboró a Fruit Today Juan López, gerente de PozoSur, en la semana 12. Un problema añadido se sumó a la paralización de las ventas, o quizá fue precisamente uno de los factores causales de ese descenso: el cese de las ventas en cuartos y mitades en supermercados como Mercadona y Consum.

La medida se tomó siguiendo las recomendaciones de Sanidad, que insta a manipular lo mínimo posible los alimentos. Pero la realidad es que, con las neveras ‘confinadas’, atestadas de productos, la compra unitaria de calibres grandes supuso un freno para los consumidores.

Andrés Góngora, responsable de frutas y hortalizas de COAG y secretario provincial de COAG Almería, adelantó en la semana 14 que esta medida había hecho «descender las ventas considerablemente» a pesar de los intentos de estímulo a través de ofertas en el pvp.

Góngora advirtió que se sobrevenía un «gravísimo problema» de no revertirse la situación. Y la realidad es que en los primeros días de recolección de sandía nacional las cotizaciones rondaron los 0,30-40€/kg. Precios irrisorios por debajo del coste de producción.

“A pesar de que apenas hay sandía, los mismos de siempre, supermercados y empresas de comercialización, se la quieren llevar regalada”, señaló, recordando que la nueva ley de la cadena agroalimentaria “obliga a pagar por encima de los costes”.

Habrá que ver cómo se desarrollan las próximas semanas para determinar si la temporada se puede salvar. De momento, los agricultores han creado el eslogan ‘No vendo mi sandía por debajo de 65 céntimos’, y desde COAG piden a la Junta de Andalucía que active una campaña de promoción del consumo de cercanía.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola