El plátano y banana de la EU piden igualdad de trato

Karim Bagoee y Sergio Cáceres

La diferencia de requisitos en seguridad alimentaria y medio ambiente, más exigentes para la producción europea, representan una ventaja desleal para importaciones de terceros países.

Los europeos consumen 6,5 millones de toneladas de plátanos y bananas al año. De estas, 700.000 toneladas proceden de la UE. Pero tienen una fuerte competencia: 1,1 millones de toneladas provienen de África, 4,7 de América Latina.

Los plátanos europeos se cultivan en Canarias, mientras que las bananas lo hacen en Guadalupe y Martinica (Francia) y en Madeira (Portugal), cumpliendo todas las normas de la UE en materia de responsabilidad social y protección del medio ambiente. Su peso socioeconómico en las regiones ultraperiféricas es considerable; el sector platanero/bananero es, a menudo, uno de los mayores empleadores privados de estos territorios, con lo que contribuye al equilibrio de la vida rural. Sin embargo, tienen que competir económicamente con las bananas de países no pertenecientes a la UE. La normativa de la UE no se aplica a estos «terceros países», que pueden producir con menos exigencias de medio ambiente y seguridad alimentaria y laboral y por tanto comercializarlos a un precio mucho más bajo. Esto representa un gran desafío para los productores europeos.

En el pasado Salón del Gourmet (Madrid), Sergio Cáceres, gerente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan) y Karym Bagoee, coordinador de la campaña y representante de la asociación de productores de bananas de Guadalupe y Martinica (UGPBAN), presentaron a la prensa el mensaje conjunto de que todo el plátano y la banana importados “deben mantener los mismos criterios que los de la producción comunitaria”.

Cáceres puso como ejemplo la llegada de bananas o plátanos con la etiqueta de Comercio Justo que pueden servir de gancho para el consumidor. Sin embargo, recordó que para las producciones de la UE eso no es posible porque la legislación comunitaria recoge estándares por encima de las condiciones de lo que se considera comercio justo.

La preocupación se está incrementando entre los agricultores de las RUP porque esas importaciones “crecen sin parar” y las barreras arancelarias continúan descendiendo.

Por su parte, Bagoee remarcó que “sólo hay tres Estados miembro (España, Portugal y Francia) con regiones ultraperiféricas y la sensibilidad es menor que si hubiera más países”.

Promoción del logo RUP

Con el fin de difundir información sobre métodos de cultivo sostenibles en las regiones europeas de origen y fortalecer la posición de los plátanos y bananas europeas frente a las de América Latina y África, las organizaciones de productores de plátanos de Canarias y bananas de Guadalupe, Martinica y Madeira cooperan desde hace años en la APEB (Asociación de Productores Europeos). Entre otras iniciativas comunes, está la campaña para difundir el logo de las Regiones Ultraperiféricas de Europa (con un presupuesto global de 3,37 millones de euros), que cumple su tercer año en 2019.

El logo RUP fue creado por la UE para aumentar la competitividad de las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea, especialmente frente a los productos de «terceros países». La etiqueta identifica los productos de las RUP como productos de alta calidad de origen europeo. Los plátanos/bananas que llevan el sello RUP cumplen las normas de la UE relativas al respeto de las normas sociales y medioambientales y a la producción sostenible. Se cultivan con métodos tradicionales, teniendo en cuenta la biodiversidad local, y tienen una trazabilidad del 100%. Esto hace que respondan a las exigencias actuales de los consumidores en cuanto a alimentación sana, consumo sostenible y concienciación asociada a estos aspectos.

Plátanos de las islas Canarias: Con 8.900 productores y una cosecha anual de 400.000 toneladas, las islas Canarias, representadas por la organización de productores ASPROCAN, son el mayor proveedor de plátanos europeos.

Bananas de Guadalupe y Martinica: La asociación de productores de bananas de Guadalupe y Martinica, UGPBAN, representa a unos 600 productores y a 6000 empleados que producen 270.000 toneladas al año en años normales.

Bananas de Madeira: 2.900 productores cultivan unas 20.000 toneladas de bananas al año. Están representados por la organización de productores GESBA.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola