“Es el momento de no parar”

Syngenta Bukovina

Syngenta aporta soluciones a la cadena en plena crisis del tomate. Entre sus novedades hay HR al virus de la cuchara y materiales con resistencia a ToBRFV.

En la reunión del Comité Mixto Franco-Hispano-Italiano del tomate se avanzó que las exportaciones de estos países van en claro descenso cada año, con una previsión de un 40% menos hasta 2030, y de hasta un 80% en España. En este contexto, Rafael Salinas, responsable de Tomate de Syngenta en España y Portugal, augura que el futuro pasa por alternativas como la robotización, una realidad que ya se ha empezado a ver en lechuga y pimiento, mientras que en tomate está más lejos (de momento solo hay algún prototipo en Holanda). Hoy por hoy la mayor parte de los esfuerzos de Syngenta se centran en desarrollos que posibiliten la reducción de mano de obra y aporten valor añadido dando oportunidades a los clientes para diferenciarse (sabores, colores, formatos…), y que ofrezcan algo distinto a los consumidores. “Continuamos con la estrategia de ‘Un país de tomates 2.0’ consiguiendo resultados: plantas aireadas y para recolección en rama; con más resistencias para cubrir las necesidades de residuo cero y eco; más productivas; para fechas más tempranas (en plena tendencia), y que concentran mucha producción al inicio, es decir, muy explosivas y rápidas, dando respuesta a la reducción de la ventana de comercialización… Es el momento de no parar y apostar fuerte para aportar una parte de la solución, que es compleja y multifactorial”.

Uno de los factores más determinantes son las resistencias, que permiten asegurar las cosechas aportando tranquilidad al productor. “Estamos trabajando en HR al virus de la cuchara para plantaciones tempranas”, adelanta Salinas. Y es que, aunque en las últimas 4 campañas la incidencia ha sido baja, en años anteriores ha habido situaciones complejas en algunas zonas productivas que podrían repetirse. “A veces una sola mosca es capaz de infectar un alto volumen de plantas”. En este sentido, la casa de semillas prepara ensayos en campo para la próxima campaña con un cherry pera rojo con HR al virus de la cuchara para plantaciones tempranas. También desarrolla un tomate rama de calibre grande con esta resistencia, y en su catálogo comercial ya ofrecen Numantino, que está captando cada vez más el interés de los productores.

De forma paralela trabajan a nivel global en soluciones para hacer frente al virus rugoso del tomate, una prioridad alta para la empresa. Ya tienen lanzamientos comerciales en algunos países y están probándolas aquí. “Hay materiales que se podrían cultivar en España, pronto tendremos una cantidad de variedades interesante”.

Más salud y sabor

Por otro lado, la pandemia ha puesto el foco en la necesidad de poner sobre la mesa productos saludables y beneficiosos para el organismo. En Syngenta siguen promocionando Yoom, su tomate color púrpura con un alto contenido en antocianinas (gran poder antioxidante) y un potente sabor umami.

También en la línea de sabor, siguen lanzando variedades marmande, una de las tipologías que más ha crecido en los últimos años, como Galadriel (MR16229) de altísima calidad. “Plantando en junio-julio permite tener tomate asurcado de alta calidad con forma acorazonada desde primeros de octubre”. Y el nuevo Bukovina (MR16228), un poco más achatado, para plantaciones más tardías. Con ambas complementan a Dumas, muy versátil, con un plus de sabor para cerrar fechas (aunque se puede plantar todo el año, se enfoca más a primavera).

Otra variedad a destacar de su catálogo es Ibai, tomate pera de 120-150 gr., con excelente color, muy buena consistencia, sabor y muy productiva, que aporta resistencia a cuchara. Con ella responden a la tendencia en el mercado nacional hacia un tomate pera gordo que sirva para todo, “un comodín”.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola