Kiwi rojo y cereza, soluciones probadas y efectivas de Arrigoni

Arrigoni_Protecta

Las pruebas de campo han demostrado un excelente resultado con el uso de PROTECTA® y PROTECTA® SYSTEM en las frutas más delicadas.

Las cerezas y otras frutas más delicadas, como los kiwis, se encuentran entre los cultivos más complejos. Además de los ataques de insectos y aves, están sujetos al riesgo de agrietamiento y maduración excesiva de la fruta, especialmente debido a las fuertes lluvias y un ambiente externo hostil. En apoyo de los agricultores para preservar la calidad de estos frutos, existe Protecta® de Arrigoni, una pantalla de tela protectora que ayuda a aumentar la productividad de los huertos y a prevenir daños causados por agentes externos.

Protecta®/Acqua Stop de Arrigoni está fabricado con monofilamento Arlene HT® de alta tenacidad y contiene aditivos especiales para aumentar su durabilidad y facilitar el deslizamiento de la lluvia. El tejido de malla resultante es muy denso (39 hilos por centímetro cuadrado), lo que permite fragmentar la gota y reducir el paso de agua en aproximadamente un 90%. Además, se baja la temperatura en el interior y esto favorece los momentos adecuados en la maduración de los frutos (cerezas, kiwis rojos, etc.), con la fragancia y el crujido adecuados.

De hecho, para demostrar su eficacia, se realizaron pruebas técnicas directamente en el campo: Artes Politecnica, del Grupo Arrigoni, realizó pruebas específicas en huertos de cerezos italianos en varias regiones del norte de Italia.

El propietario de la finca «La Sandrina», Aldo Rivoira, instaló la malla monocapa Protecta® / Acqua Stop en su huerto de cerezos, para proteger principalmente las variedades «Kordia» y «Regina», más algunas hileras de «Reko» y tres variedades de “Sweet”. La elección de las protecciones Arrigoni se ha declinado en una estructura monobloque cerrada lateralmente por una malla anti-insectos (Biorete®), para tener una protección completa contra Drosophila Suzukii.

“Este año – testifica Rivoira – coseché 30 toneladas de cerezas en tan solo 1,60 hectáreas, encontrando cero grietas en las variedades Kordia, Regina y Reko, utilizando una sola capa de malla Protecta® / Acqua Stop”.

En su huerto de Val di Non, por otro lado, el propietario Ernesto Seppi decidió cubrir sus cerezas con malla Protecta® / Acqua Stop, con tejido mantenido en tensión mediante un ingenioso sistema elástico. “Tras la instalación – explica Seppi – detectamos una diferencia en las temperaturas internas de 4-5 grados respecto al exterior y una ventilación constante. El resultado, bajo la malla, fue el de una fruta más crujiente y de mayor consistencia, totalmente sin agrietar, con una ventana de cosecha más larga que el huerto con film plástico».

Para combinar una protección segura contra las fuertes lluvias con la protección de las especies de insectos más invasoras, Arrigoni también ha desarrollado Protecta® System. En este caso, el tejido está integrado por la barrera lateral proporcionada por las mallas Biorete®, eficaz para evitar que insectos dañinos lleguen a los cultivos y provoquen daños en los huertos. En consecuencia, el sistema de protección contra insectos reduce la necesidad de pesticidas, con soluciones sostenibles que vienen a contrarrestar los ataques de Drosophila Suzukii y otras especies dañinas.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola