Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La sandía arranca con una «calidad excepcional»

Los buenos cuajes de la sandía extra-temprana de invernadero la excelente calidad han marcado el arranque de la campaña en Almería tras la Semana Santa

El avance de la primavera trae consigo la llegada de las primeras sandías y melones de la temporada en Almería. Este año, con una notable calidad, que califican de “excelente” desde organizaciones agrarias como Asaja-Almería.

Según los datos de la Delegación Territorial de Agricultura en Almería, la superficie estimada en la campaña 2023-2024 de melón y sandía será inferior a la alcanzada en la pasada temporada. En sandía se prevé un descenso del 4,67% respecto al ejercicio anterior, con 10.420 hectáreas (510 hectáreas menos que en 2022/23, cuando se cultivaron 10.930 hectáreas). A nivel de producción, las primeras estimaciones barajan que habrá unas 574.600 toneladas de sandía, frente a las más de 625.195 toneladas del año pasado.

En melón la superficie ascenderá a 2.610 hectáreas, frente a las 2.677 del año pasado, lo que supone una reducción de entorno al 2,5%, con una producción cercana a las 109.000 toneladas.

La Administración andaluza achaca esta reducción en la superficie a varios factores. Por un lado, las cotizaciones de los cultivos de otoño e invierno como pimiento y tomate están siendo razonablemente buenas, y hay agricultores que han optado por alargar dichos cultivos. A ello se une la falta de recursos hídricos en la zona de Levante, que ha generado incertidumbre y ha propiciado una reducción en la superficie de sandía al aire libre en la provincia.

Desde las casas de semillas, confirman a Fruit Today un incremento de los cultivos más tardíos de sandía de invernadero por la tendencia de muchos agricultores a alargar cultivos como el de pimiento por los buenos precios.

Tras Almería, la Región de Murcia tomará el testigo con una superficie de cultivo similar respecto al año pasado.

Ligera mejoría en control biológico

Aunque la superficie de control biológico en estos cultivos de primavera sigue siendo muy baja, sí ha experimentado una ligera mejoría. En el caso de sandía, en esta campaña habrá 1.420 hectáreas cultivadas con control biológico, lo que supone un aumento de 110 has (+8,40% de superficie). La representatividad de esta superficie con respecto al total ha pasado de un 12 a un 14% de su superficie de cultivo.

En melón, estas técnicas de control benéfico de plagas se aplican en 710 hectáreas, 95 has más que la campaña pasada, lo que supone un aumento de superficie del 15,45%. Así las cosas, su representatividad con respecto al total ha pasado de un 23% a un 27%.

Mejores precios y calidad

En la primera fase de la campaña, el principal competidor de la sandía nacional es Senegal, una zona que no está obteniendo las producciones deseadas. Según Asaja-Almería, esta situación beneficia a la sandía local, haciendo que pueda cotizar en unas mejores condiciones.

Las primeras pruebas de calidad de las sandías en invernadero arrojaron muy buenos resultados en cuanto a sabor, dulzura y color. “La calidad es nuestra principal ventaja competitiva, por ello debemos seguir promocionando la sandía almeriense y el buen hacer de nuestros agricultores”, aseguró Adoración Blanque, presidenta de ASAJA-Almería.

Desde la organización han recordado que, en un entorno en el que los agricultores están reclamando controles de las importaciones y el correcto etiquetado, es fundamental que los consumidores conozcan el origen real de los productos hortícolas. Con la calidad y trazabilidad como bandera, esperan que esta campaña arroje resultados positivos para un sector determinante en la provincia. “Como llevamos años pidiendo, las importaciones tienen que controlarse en las fronteras europeas, nuestros competidores extracomunitarios tienen que cumplir las mismas normas que los productores europeos para asegurar, con ello, la sanidad alimentaria requerida por los consumidores”.

‘No cortes en verde’

La delegación territorial de Agricultura, en colaboración con Hortyfruta, ha puesto en marcha desde abril la iniciativa “No cortes en verde”, que desarrollan desde hace más de 20 años con el fin de asegurar la calidad de las sandías y melones en destino. Como en ediciones anteriores, está realizando inspecciones en las empresas para asegurar que estos frutos cumplen con los estándares de calidad establecidos y llegan al consumidor en óptimas condiciones de maduración.

Durante la pasada campaña los inspectores de calidad realizaron un total de 87 controles, donde se controlaron 3,4 millones de kilos de sandía y melón.

La calidad de sandías y melones arrojó valores positivos, con medias del grado de desarrollo de madurez (índice refractométrico) de 10,22º Brix en sandía y 11,88º Brix en melón. De los muestreos, solo el 1,48% de las sandías y el 1,54% de los melones controlados tuvieron no conformidades. “Estos valores demuestran que las sandías y melones procedentes de Almería, los cuales encontramos en superficies comerciales nacionales e internacionales, gozan de una calidad extraordinaria”, ha afirmado el delegado territorial, Antonio Mena.

TE PODRÍA INTERESAR

Últimas noticias

Newsletter fruittoday

Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola