¿El melocotón en almíbar engorda?

El melocotón es una de las frutas de hueso más consumidas en todo el planeta. Además, puede encontrarse en múltiples formatos para su consumo: desde fresco, zumo o puré, hasta envasado como una conserva en almíbar.

¿Y qué es el almíbar? Se trata de un líquido azucarado que recubre al melocotón y le otorga propiedades organolépticas únicas. De hecho, las mitades de melocotón en almíbar son una de las frutas en conserva más populares en España, quizá junto a la piña.

El líquido de cobertura de las conservas

Básicamente, el líquido de gobierno o cobertura es aquel que baña a la fruta en cuestión dentro de su conserva. Tanto si son de vidrio como de aluminio, las conservas vegetales cuentan con un amplio abanico de posibilidades en el mercado.

Al natural, almíbar o escabeche son algunos de los términos que se asocian a las conservas de distinta naturaleza. El escabeche, por ejemplo, hace referencia a un líquido de gobierno que contiene vinagre, aceite, sal y especias cuando se utiliza en un alimento de origen animal, como unos mejillones. Por el contrario, cuando esta misma composición se aplica en un vegetal hablamos de un encurtido: por ejemplo aceitunas o pepinillos.

Esta misma fórmula se replica en otras conservas vegetales, también en frutas. Cuando nos encontramos con una conserva de piña al natural quiere decir que únicamente ha sido conservada con agua y algo de ácido cítrico. Opcionalmente también se puede incluir zumo de esa misma fruta para bañar al alimento. En el caso del melocotón en almíbar, estamos ante un líquido de cobertura basado en azúcares simples como sacarosa.

Mejor priorizar la fruta fresca

De esta forma, una conserva de melocotón en almíbar posee una proporción de azúcares libres importante, por lo que nunca podrá ser tan saludable como consumir el propio melocotón fresco. Esto es importante dejarlo claro, ya que el consumo de fruta fresca debe ser siempre una prioridad en nuestra dieta. Otros formatos para consumir fruta como zumos o conservas en almíbar deben ser elementos secundarios que otorguen un consumo esporádico a nuestra alimentación.

Sin embargo, para poder confirmar si el melocotón en almíbar engorda o no debemos tener en cuenta varios factores. Principalmente, esto dependerá de nuestro estilo de vida y nivel de actividad física. Un alimento nunca nos hace engordar por sí solo, sino que varía en función de nuestro estilo de vida y actividad física. Cuando mantenemos un nivel alto de deporte es posible incluir alimentos más ricos en azúcares simples que aporten energía y calorías rápidas.

Aún así, los alimentos ricos en azúcares simples no son imprescindibles ni necesarios en un metabolismo normal, ya que el organismo humano se alimenta a base de glucosa y no de azúcar. Podemos obtener esta glucosa sin problemas a partir de alimentos saludables como las propias frutas frescas, cereales integrales y frutos secos, entre otros muchos alimentos. Por supuesto, ocasionalmente un producto como el melocotón en almíbar es perfectamente compatible con una dieta saludable. En el equilibrio está la clave para comer sano.

TE PODRÍA INTERESAR
  • ANECOOP: ‘El agua es vida’

  • Últimas noticias

    Newsletter fruittoday

    Cada miércoles en tu email las noticias más destacadas de la semana hortofrutícola